Sábado, 25 de octubre de 2014
 

Prevención contra la gripe porcina

De El Amigo de la Marro

La gripe porcina es una enfermedad propia de los cerdos que, en casos raros, se transmite a las personas. Sin embargo una cepa que está circulando puede ser contagiada de persona a persona, y por ello es recomendable conocer los síntomas y tomar precauciones.

Los síntomas son: fiebre; dificultad para respirar; dolor de cuerpo, muy acentuado en el pecho, o en el abdomen; mareos repentinos; confusión y vómitos persistentes, o severos. Los síntomas se parecen a los de una gripe normal.

Entre las formas de prevención se encuentran: cubrirse la nariz y la boca cuando uno estornuda, o tose; lavarse las manos con frecuencia; evitar tocarse los ojos, la nariz, o la boca; y evitar el contacto con personas infectadas. Quienes presenten síntomas leves deben permanecer en sus casas, y consultar a su médico, alejados del trabajo, o de la universidad hasta 48 horas después de que los síntomas han pasado.

No hay vacuna para esta gripe; pero medicamentos como Tamiflu y Relenza pueden reducir la severidad y la intensidad del mal, cuando el diagnóstico ha sido establecido. La mayoría de personas que se han recuperado de la gripe porcina lo han hecho sin tomar medicamentos.

Si desea más información, visite http://www.cdc.gov/swineflu/general_info.htm y si le interesan las noticias sobre la gripe porcina, visite http://www.cdc.gov/swineflu/general_info.htm.

Contacto:
Federico Alfaro, decano de Medicina
falfaro@ufm.edu



English version by Google (this is an automatic translation,not professional) Click here.



imprimir    enviar por e-mail    compartir
Creative Commons License
El contenido de este sitio está bajo licencia de Creative Commons.