A partir de este ciclo académico 2019, la Facultad de Derecho de la Universidad Francisco Marroquín modificó su oferta académica por medio de un profundo cambio curricular en el pénsum

formación de profesionales del Derecho. El nuevo pénsum se nutre del aprendizaje activo centrado en el estudiante y la alineación curricular con base en el desarrollo de competencias.

Los principales cambios introducidos en la malla curricular son los siguientes:

  • Módulo de inmersión: se trata de un período introductorio de estudio a tiempo completo en el que por medio de la dedicación intensiva, los estudiantes inciarán a formar su criterio y adquirirán todas las destrezas necesarias que le serán útiles durante su primer semestre en la universidad.
  • Estructura Modular: a partir del segundo semestre de la carrera, existen módulos que agrupan cursos de distintas materias con base en una misma institución o tema, a manera de denominador común. Esto le permitirá a los estudiantes integrar el conocimiento de forma inmediata para entender el Derecho como unidad y no en forma fragmentada y aislada.
  • Practicum: desde el segundo semestre, los estudiantes realizarán una serie de actividades prácticas e integradores con base en casos prácticos para cuya resolución deberán emplear los conocimientos teóricos adquiridos en las distintas materias del semestre. En esta modalidad se empelarán las competencias y conocimientos adquiridas en los módulos, y también las habilidades blandas o soft skills.
  • Trayectorias profesionales: A partir del tercer año de la carrera, el pénsum será flexible y ofrecerá a los estudiantes la oportunidad de recibir cursos específicos de conformidad con su interés de desarrollo profesional, sin dejar de recibir las materias esenciales en la formación de cualquier abogado. Estas trayectorias se diseñan de acuerdo a los roles que pretenden desempeñar como mediador, diplomático, asesor de cargos públicos, negociador, consultor en organismos internacionales, entre otros.
  • Espacio de Derecho Innovación y Tecnología: en este espacio, los estudiantes podrán desarrollar proyectos multidisciplinarios de valor y medir el impacto de los avancees teconlógicos en el ejercicio de la profesión. Colaborarán con estudiantes de otras carreras, como Entrepreneurship y Computer Science para plantear proyectos de impacto real.
  • Semestre de intercambio: En el último año de la carrera, los estudiantes tendrán la opción de estudiar un semestre en el Campus Madrid de la universidad. Durante su estadía podrán tomar cursos relacionados con su interés profesional y realizar pasantías en firmas en el extranjero.
  • Soft skills: en todos los semestres existirá un programa paralelo de desarrollo de habilidades blandas y soft skills. Los estudiantes combinarán las competencias y conocmientos de sus cursos con talleres, conferencias y actividades en los que han desarrollado las destrezas que exige un mercado globalizado. Se combina la formación teórica-práctica con el desarrollo personal.
  • Metodologías activas y alineación curricular: estudiantes como protagonistas del su proceso de aprendizaje, se pretende que el estudiante se forme como un abogado entrenado para cuestionar, investigar, discernir y encontrar soluciones en forma autónoma. La alineación curricular permite que en cada asignatura haya un total de correspondiencia entre los objetivos del curso y los resultado de aprendizaje esperados por cada contenido.
  • Estructura temporal: el pénsum tiene una estructura temporal compuesta dentro de un mismo semestre. No se inician todos los cursos al mismo tiempo, sino que inciarán aquellas áreas cuyo contenido sea un préambulo necesario para otro curso. Más adelante en el mismo semestre, iniciarán el resto de los cursos. Así desarrollarán competencias sólidas fuera de un esquema tradicional.
  • Programa institucional de competencias internacionales: en el transcurso de la carrera los estudiantes podrán integrar equipos para participar en competencias internacionales en el formato Moot Courts, para tener la experiencia de trabajar en equipo, enfrentar a equipos de otras universidades y defender un caso ante jueces y árbitros en temas de mucha relevancia para su ejercicio profesional.

Todo este esquema se orienta a formar estudiantes que integren una generación de juristas, de autores e investigadores reconocidos nacional e internacionalmente por sus trabajos académicos y trayectoria profesional.

En el proceso de rediseño del pénsum de estudios participaron autoridades administrativas, profesores y estudiantes de la Facultad de Derecho. Las sesiones para la creación de este nuevo currículo estuvieron marcadas por metodologías que fomentaron la innovación y la creatividad. Algunas de estas se realizaron en la Casa Popenoe en la Antigua Guatemala.

Contacto:
Milton Argueta
Decano
derecho@ufm.edu

Guatemala, 15 de junio de 2019.