Wenceslao Giménez-Bonet, decano de la FCE; José Ricardo Briz, Gerardo Pallais; y Giancarlo Ibárgüen S., rector de la UFM

Durante la sesión del Consejo Directivo de la Universidad Francisco Marroquín, celebrada el miércoles 11 de mayo de 2005, directivos de la Asociación de Estudiantes de Ciencias Económicas (ACE), hicieron entrega de un donativo para el Programa de Impulso al Talento Académico (ITA).

Gerardo Pallais y José Ricardo Briz, presidente y vicepresidente de la ACE le entregaron Q2000 al decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Wenceslao Giménez-Bonet. Este, a su vez, entregó el cheque al tesorero de la Universidad, Ramón Parellada.

El donativo es el fruto de las ganancias obtenidas mediante la venta de Shukos ( hot dogs) durante 9 martes consecutivos en el Agora, del Edificio Académico.

La iniciativa de la Asociación busca contribuir con el desarrollo y el sostenimiento del Programa ITA, así como tener una presencia entre los estudiantes de la Universidad.

El propósito del Programa es formar profesionales capaces de ser exitosos, local e internacionalmente, preparados para ocupar las mas importantes posiciones de liderazgo y llevar a cabo la misión de la Universidad Francisco Marroquín.

Esta casa de estudios, por medio del Programa ITA, otorga durante toda la carrera, a los estudiantes seleccionados, una beca completa a cada uno para cubrir los gastos de matrícula, cuotas y libros de texto. Además concede una mensualidad para útiles de estudio y transporte. El Programa también cubre los gastos de alojamiento en residencias universitarias.

Los estudiantes que gozan de los beneficios del Programa ITA son seleccionados cuidadosamente con el propósito de reclutar a alumnos con capacidades intelectuales extraordinarias y con la determinación de adquirir una excelente formación profesional en Administración de Empresas, Economía o Derecho. Otra condición indispensable para tener acceso al programa es que aquellos estudiantes carezcan de recursos económicos suficientes para costear sus estudios.

Los estudiantes mantienen promedios superiores a la media en sus respectivas unidades académicas y, además, demuestran elevadas cualidades de liderazgo.