Vista de algunos árboles en crecimiento, en el vivero de la UFM.

Desde hace varios años, el Arboretum, que es uno de los proyectos de la Universidad Francisco Marroquín, se ha dado a la tarea de reforestar el campus.

Este proceso comienza con el traslado de los árboles que nacen espontáneamente en el campus hacia el vivero. Allí se les dispensa el cuidado necesario hasta lograr el crecimiento óptimo -alrededor de 1.60 metros- para que luego puedan ser trasplantados en el lugar más adecuado del bosque de la UFM.

Las áreas donde se han intensificado los esfuerzos de reforestación están próximas a la Escuela de Negocios, al Edificio Académico y al Centro Cultural.

La UFM se ubica entre barrancos con remanentes de bosque montano, en los cuales los encinos son la especie dominante. Junto con los pinos, aquellos son los árboles más representativos de los bosques guatemaltecos.

Estos parches de bosque merecen especial atención y conservación, porque constituyen el hábitat propicio para distintas especies de flora y fauna, amenazadas por la explosión demográfica en otras partes boscosas y montañosas de la ciudad.

En el campus de la UFM existen cuatro especies de encinos: Quercus peduncularis, Quercus sapotaefolia, Quercus tristis y Quercus skinneri. En 2009 se sembraron aproximadamente 300 árboles nuevos, en su mayoría encinos. En lo que va de 2010 se han sembrado 318, entre encinos y otras especies como manzana rosa, fresnos, trueno y Costa Rica.

El Arboretum de la UFM brinda lecciones perdurables a todos los interesados en proteger el medio: 1. son las personas en lo particular quienes deben preocuparse y responsabilizarse de su entorno; 2. no existe incompatibilidad entre el crecimiento económico y la calidad del medio; 3. la efectiva protección del medio depende de la conformación de instituciones que protejan los derechos individuales, conscientes de que el reconocimiento de la propiedad privada constituye una condición esencial para mejorar la calidad del mismo y con él, la propia calidad de la vida de los pobladores.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Carmen María Mejía
Arboretum
cmmejia@ufm.edu



.