Arthur Girón y Armando de la Torre, con un ejemplar de  Edith Stein.

El dramaturgo Arthur Girón, autor de  Edith Stein -una obra sobre aquella santa de origen judío- se presentó en el curso  Tres mujeres extraordinarias que imparte Armando de la Torre en la Escuela Superior de Ciencias Sociales, de la Universidad Francisco Marroquín.

“El siglo XX se caracterizó, entre otras cosas, por haber sido el primero en el que mujeres figuraron a la vanguardia del pensamiento junto a los hombres”, indicó el profesor de la Torre al presentar el curso que dio inicio en enero pasado. Y en el curso se estudia a tres mujeres que desafiaron al totalitarismo en forma diferente.

De Edit Stein, se estudia su  obra  magna  Ewiges und endliches sei   (1929). En él se afincan sus meditaciones subsiguientes sobre “la vocación de la mujer”, así como su  Scientia Crucis  (1932).  Resulta también es muy interesante la homilía que sobre ella pronunció Juan Pablo II para su beatificación (1987).

Edit Stein fue doctorada  summa cum laude   en filosofía y discípula y mano derecha de Edmund Husserl, el fundador de la Fenomenología, peregrinó hacia las etapas místicas del conocimiento después de su encuentro con Max Scheler y terminó por hacerse monja carmelita. Murió gaseada por los nazis en un campo de concentración a los cuarenta y dos años de edad y fue canonizada por Juan Pablo II en 1998.

En la obra  Edith Stein, Girón dramatiza la vida de Stein y las tensiones entre cristianos y judíos que se desarrollan alrededor de una mujer que encarna ambas identidades.  Girón es autor de  Becoming Memories, de  The Coffee Trees, de  Garden of Paradies, de  Moving Bodies y de  Flight.  

Durante el curso, se estudia la  novela monumental  Atlas shrugged  (1957),   traducida al castellano bajo el título  La rebelión del Atlas,  de Ayn Rand.   Además  We the living  (1936),   traducido como  Los que vivimos,  y  The Fountainhead  (1943) o  El manantial; y de de Hanna Arendt se lee su obra  Los orígenes del totalitarismo (1951). Igualmente estimulante para quienes se quieran familiarizar aún más con su legado es su ensayo  La condición humana  (1969). 

Más fotos,
aquí.