Ricardo Castillo A., secretario general de la UFM; Walter Peter B., escultor; Yaron Brook, presidente ejecutivo del ARI; y Giancarlo Ibárgüen S., rector de la UFM frente a  Atlas Libertas

Atlas Libertas es una figura humana de espalda, en altorrelieve, de la cadera hasta la cabeza, cargando el Universo, fue erigida, en la 
Universidad Francisco Marroquín, en el marco de las celebraciones del 50 aniversario de la publicación de la novela  La rebelión de Atlas, por 
Ayn Rand.

En el altorrelieve, el Universo está representado por un conjunto de semicírculos (abstrayendo planetas y engranajes).  La escultura es de lámina de latón, con un acabado final de pátinas (químicos al calor) de color cian, semejando el óxido de cobre.   Atlas Libertas mide 4.5 x 4.5 mts., tiene una profundidad aproximada de 40 cm., y su autor es el escultor Walter Peter Brenner.  

El 11 de octubre de 2007,  Atlas Libertas fue presentado al público luego la entrega de la distinción honorífica 
Académico Distinguido de la Empresa, al empresario Mario Granai Arévalo, por parte del  Consejo Directivo de la Universidad Francisco Marroquín.  Tras la entrega de la presea, el doctor Yaron Brook, presidente ejecutivo del 
Ayn Rand Institute, dictó la conferencia 
Ayn Rand, radical for capitalism.

Atlas Libertas la acompaña el siguiente texto, extraído del discurso de John Galt en la novela citada: “En nombre de lo mejor que hay en ti, no sacrifiques este mundo a los peores. En nombre de los valores que te mantienen con vida, no permitas que tu visión del hombre sea distorsionada por lo feo, lo cobarde, lo inconsciente en aquellos que nunca han conseguido el título de humanos. No olvides que el estado natural del hombre es una postura erguida, una mente intransigente y un paso vivaz capaz de recorrer caminos ilimitados. No permitas que se extinga tu fuego, chispa a chispa, cada una de ellas irremplazable, en los pantanos sin esperanza de lo aproximado, lo casi, lo no aún, lo nunca jamás. No permitas que perezca el héroe que llevas en tu alma, en solitaria frustración por la vida que merezcas pero que nunca pudiste alcanzar. Revisa tu ruta y la naturaleza de tu batalla. El mundo que deseas puede ser ganado, existe, es real y posible; es tuyo.”  Esta cita refleja el compromiso de la Universidad Francisco Marroquín con la 
excelencia, la cual define como “la calidad de ideas, principios y actuaciones de quienes, como profesores o alumnos, se sitúan habitualmente por encima del simple cumplimiento material y rutinario de su deber, constituyendo ante todos un ejemplo vivo de vida coherente”. La excelencia así entendida “solo es posible en un marco de libertad, competencia y respeto”.

Con el título de 
Fusión de arte y filosofía, Lucía Herrera, del diario Prensa Libre, publicó un reportaje sobre  Atlas Libertas el 16 de octubre de 2007.

Más fotos,
aquí.