El doctor Federico Alfaro mientras se dirigía a los estudiantes en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de la UFM.

“Sus metas son formarse como médicos excelentes académica y humanísticamente; así como realizar sus sueños de mejorar las vidas de sus semejantes mediante la recuperación de la salud y su prevención”, les dijo Federico Alfaro, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Francisco Marroquín, a los estudiantes de primer ingreso.

“Las características básicas de un buen médico son espíritu de entrega y de servicio, devoción y dedicación al estudio, y humildad”, añadió, durante el acto de bienvenida organizado en el Aula Magna de aquella unidad académica, el 16 de enero de 2007.  “Medicina es servicio, antes que nada”, explicó Alfaro.

Al referirse al estudio, el decano expresó que “mantenerse actualizado en Medicina, es una obligación.  El conocimiento médico y el enfoque hacia las enfermedades cambian rápidamente.  La medicina ha sufrido cambios radicales en las últimas décadas y el médico debe apartar tiempo diario para mantenerse al día.  La educación médica continua es una tarea primordial para el mantenimiento de la excelencia en la práctica de la medicina”.

El tema de la excelencia fue constante en la charla de Alfaro; y la UFM, se precia de su compromiso con ella, expresado en un documento público que está 
disponible aquí.

Al concluir la plática del doctor Alfaro, los estudiantes de nuevo ingreso participaron en una visita guiada, por la Facultad, en compañía de la asesora pedagógica de la misma, María Teresa Pivaral.

Más fotos,
aquí