Vista parcial de los asistentes al diálogo socrático sobre Don Quijote, en primer plano, Pedro Trujillo

Entre alumnos y padres de familia, 16 personas participaron en el evento Acercando a la U, que organizó el Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales el 20 de marzo de 2006, a las 6:00 p.m. en el Ala Socrática del Edificio Académico de la Universidad Francisco Marroquín.

Acercando la U, busca crear un espacio de discusión y de análisis donde los alumnos junto con padres, o abuelos compartan experiencias, pensamientos, ideas y opiniones, sobre diferentes temas de actualidad nacional o internacional. Al mismo tiempo, proyecta generar un acercamiento intergeneracional que permita comprender, más y mejor, opiniones separadas por una o dos generaciones y que, ocasionalmente, pudieran parecer contrapuestas, sensiblemente diferentes o, incluso, encontradas”, explicó Pedro Trujillo, director del EPRI.

“Una buena forma de conocerse es debatir, compartir, comprenderse y, sobre todo, dialogar. Todo ello procura ponerse de manifiesto en este programa universitario, de forma que padres e hijos, hijos y abuelos, puedan compartir espacios específicamente creados para tal fin.  El tema que nos ocupó estuvo basado en el libro de Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha”, añadió Trujillo.

“Para el evento fueron leídos cuatro capítulos de Don Quijote. En los dos primeros, el protagonista hace una disertación en la que compara al hombre de letras y al de armas y a aquellos que critican sin conocer realmente los oficios de otras personas; en los otros dos, da ciertos consejos a su escudero Sancho Panza para que los tenga en cuenta a la hora de ser gobernador de la isla (ínsula) que se le asignará”, añadió.

“En ellos se dejan ver virtudes, vicios, consejos, reflexiones, opiniones, y demás, o se reflejan realidades del momento histórico en que se contextualizan. Lo que se busca es que, durante el debate se reflexione sobre la visión que hoy se tiene sobre de los mismos, su evolución, permanencia, el contenido esencial de lo que se dice y, en fin, su validez actual o como podrían visualizarse en nuestros días. Preguntas como si el hombre de letras es realmente un estereotipo como el que se dibuja; si la justicia debe ser una virtud fundamental del gobernante; si el poder (o el mando) es lo esencial en la política y el gobierno y, en fin, otras cuestiones similares, son el centro del debate que se propone. Esperamos que el intercambio de opiniones y el debate y discusión amigables, sean elementos de unión entre todos y sirva para generar un espacio de intercambio que acreciente nuestros conocimientos y principios”, concluyó Trujillo.

En el diálogo dirigido por Trujillo participaron las familias Estrada, Zepeda, Flores, Umaña, Valle, Carrillo, y Arriaga.

Más fotos,
aquí.