Leticia Almengor Hecht, y estudiantes de Nutrición Clínica, de la UFM, durante el estudio sobre HACPP

Un grupo de 23 estudiantes de la Escuela de Nutrición de la Universidad Francisco Marroquín trabajó con cinco procesos industriales relacionados con el sector de lácteos, para estudiar, en cada uno de ellos, el establecimiento del sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control.

“Dicho sistema, conocido por sus siglas en inglés HACCP, es una herramienta para evaluar los peligros y establecer sistemas de control que se centran en la prevención en lugar de basarse principalmente en el ensayo del producto final”, explicó Leticia Almengor Hecht, profesora de la Escuela de Nutrición Clínica.

“Dicho instrumento puede ser aplicado a lo largo de toda la cadena alimentaria, desde el productor primario hasta el consumidor final, y su aplicación se basa en pruebas científicas de peligros para la salud humana, además de que mejora la inocuidad de los alimentos”, añadió la licenciada Almengor.

“La aplicación del HACCP ofrece ventajas significativas, facilita la inspección y facilita el comercio internacional al aumentar la confianza en la inocuidad de los alimentos”, indicó la docente.

“Mediante este ejercicio, las estudiantes tuvieron la oportunidad de investigar aspectos concernientes a hechos reales, buscar fuentes de documentación y de desarrollar su habilidad para hallar información, interpretarla, establecer criterios y emitir juicios sobre los casos de estudio”, concluyó Almengor.

Más fotos,
aquí.

Contacto: 
Leticia Almengor Hecht
manahaim@ufm.edu