Grupo de estudiantes de Psicología, de la UFM,  que concluyó sus prácticas clínicas

Los practicantes de Psicología Clínica recibieron pines distintivos de la
Universidad Francisco Marroquín como reconocimiento por haber realizado las horas de prácticas requeridas para su graduación. 

“Es costumbre que, al finalizar el año académico, se efectúe esta actividad a la que asisten los estudiantes de último año, autoridades y catedráticos del Departamento de Psicología”, explicó Andrea Musso, directora de la Clínica Viktor Frankl.

Un total de 18 practicantes fueron reconocidos, siendo la directora del Departamento, Yetilú de Baessa, la encargada de colocar los pines. La directora de la Clínica Viktor Frankl, Andrea Musso, dio las palabras de bienvenida al acto, y destacó la importancia de este año de práctica, tanto para la formación profesional y académica, como para la formación ética y para el aprendizaje de destrezas prácticas en el ejercicio profesional clínico.

Recibieron sus pines Jessica Harisson, Constanza Tarud, Elvia Najarro, Juan Betancourt, Jorge Figueroa, Aurora Cáceres, Flor Coyoy, Mayra Pérez, Sayra Cardona, Ximena De La Rosa, Brena von Ahn, Carmen López, Carlos Francisco Molina, Zonia Sagastume, Mónica Paredes, Analizzette Bolaños, Sussan Baechli y Dilsia Sosa. 

Los supervisores fueron Liselott Sepúlveda, Eira Cotto, Francisco Salgado, Andrea Musso y Pili Biba, encargada de talleres en la Clínica. 

Los alumnos realizan 300 horas supervisadas en las áreas de terapia infantil, de adolescentes y de adultos. Los supervisores, que también asistieron al acto, fueron recibidos con un reconocimiento de parte de los estudiantes, quienes agradecieron la guía que recibieron en su desempeño en la clínica, así como el interés personal  de los supervisando por la formación de ellos como profesionales de excelencia en su área.

Más fotos,
aquí.