Doña Daisy de Prentice, en el Centro de Estudios Económico Sociales

Daisy Cordón de Prentice, secretaria ejecutiva del Centro de Estudios Económicos y Sociales, falleció el 16 de septiembre de 2007.

Siempre comprometida con la libertad, doña Daisy nos dejó a los 80 años de edad, luego de haber dedicado 46 de ellos a la promoción de la libertad individual de producir, consumir, intercambiar y servir sin coerción ni privilegios por medio de su trabajo en el CEES, donde laboró casi hasta el último día de su vida.

“Daisy brindo un apoyo invaluable al CEES durante décadas de incansable entrega. Ella se ganó el cariño de todos nosotros con su jovialidad y particular sentido del humor. Alumnos de la Universidad Francisco Marroquín y amigos del CEES vamos a extrañar muchísimo a la  Tia Daisy“, dijo Giancarlo Ibárgüen S., presidente del Centro de Estudios Económico Sociales, y rector de la UFM.

Además de su importante labor administrativa en el Centro, doña Daisy escribía columnas de opinión.  Las mismas eran publicadas en un espacio que el vespertino  La Hora le asignaba al CEES, y también fueron publicadas en otros diarios como El Periódico.

Entre otros temas, a la  Tía Daisy le preocupaba la falta de libertad que impedía el mejoramiento de las condiciones de trabajo y de las condiciones de vida de los trabajadores.  

“El trabajador, por lo que realmente está esclavizado, es por las leyes que supuestamente deben protegerlo.  Estas leyes por lo general son impuestas por otros países o agrupaciones, y tienden a forzar a ambas partes, tanto a empresarios como trabajadores a tener que actuar en muchas situaciones contra su voluntad”, arguye en uno de ellos.

“La razón de ser de los aumentos a los salarios mínimos está basada en la pérdida de poder adquisitivo que, por razones que realmente sólo pueden imputarse a las políticas erradas del Estado, afectan el ingreso real de los trabajadores”, explica en otro.