In memoriam, Edmund A. Opitz (1914-2006)

El reverendo Edmund A. Opitz, campeón de la libertad, falleció, a los 92 años de edad, el 13 de febrero de 2006.  

En 1955, Opitz fue invitado por Leonard Read a formar parte del equipo de la Foundation For Economic Education (
FEE), donde se desempeñó como conferencista y editor de reseñas de libros en The Freeman, la revista de la fundación. 

Opitz también escribía para Faith and Freedom, The Contemporary Review  y para el New England Quarterly.  Fue fundador y coordinador de The Remnant, una organización de ministros conservadores y libertarios.

En Maryville College, en 1936 obtuvo un título en ciencias políticas; y en la Pacific Unitarian School (ahora Starr King School), en 1939, completó sus estudios en teología. 

A finales de los años 60 publicó Religion and Capitalism: Allies, not Enemies; obra en la que exploró las relaciones entre la religión bíblica y la economía de mercado. 

La filosofía de Edmund A. Opitz puede resumirse en estas frases, citadas en su obituario en la FEE: Hay un lugar para el gobierno en los asuntos de las personas, y nuestra Declaración de Independencia [la de los Estados Unidos de América] nos dice precisamente cuál es ese lugar.  El papel del gobierno es el de proteger a los individuos en sus derechos individuales que le fueron dados por Dios.  La libertad es un derecho inherente a los seres humanos; y todo lo que el gobierno puede hacer en pro de la libertad es no metiéndose con los individuos, y no permitiendo que otros se inmiscuyan en los asuntos de las personas individuales.

En la revista National Review, el padre Robert A. Sirico, presidente del Acton Institute, escribió un obituario que puede ser leído,
aquí.  En él, Sirico explicó que Ed siempre tenía cuidado de hacer notar que la Cristiandad, qua  Cristiandad, no ofrecía un modelo económico específico del mismo modo en que la economía, qua economía no tenía un modelo moral específico que ofrecer; razón por la cual ambas se necesitan una a la otra.