Hugo Maúl es expresidente del CIEN y profesor de la UFM

“Sin empresa privada, ni propiedad particular, es imposible hablar de un régimen democrático en cualquier país”, dijo Hugo Maúl, expresidente del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales y profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Francisco Marroquín, durante la LXIII asamblea anual de Fedecamaras, que se celebró en Venezuela, del 25 al 28 de julio de 2007.

El lema de la asamblea fue:  Empresa privada, factor de libertad y de bienestar social.  

El rotativo  La hora reportó así, la participación del doctor Maúl: “El experto economista advirtió que la capacidad y fortaleza del desarrollo al cual aspire cualquier pueblo, radica más en el esfuerzo del empresariado que en el del gobierno. Un Gobierno podrá imprimir millones de copias de El Quijote, pero nunca escribirlo, sentenció. 

Dijo que en América Latina alrededor de 40% de su población confía todavía en la democracia, sistema en el cual sí se pueden resolver, desde una perspectiva plural, la problemática, especialmente social. Expuso que no se puede distribuir lo que no se ha creado, por lo cual se debe dejar a la empresa desarrollarse y al inversionista invertir, siempre y cuando exista seguridad jurídica y respeto a la propiedad. 

Respecto a la aparición en nuestro continente del socialismo, afirmó que esa oferta, como las soluciones de corto plazo, no pasan de ser como lo que en Guatemala se llama “la llamarada de tusa”, la hoja de la mazorca de maíz, que agarra candela rápido pero se consume casi de inmediato. Es decir, el socialismo ofrece lo que desde siempre se ha ofrecido y nadie ha cumplido; que si bien combate al imperialismo termina imponiendo el autoritarismo, y en los países en donde se ha establecido sólo ha causado mucha pobreza, mucho retraso y muchos muertos. Desde luego, Hugo Maúl Rivas sostuvo que resulta urgente mejorar la democracia, para que no siga siendo sólo electorera. Sobre Venezuela y su economía aprecia que está ocurriendo un fenómeno que calificó de interesante y pidió a sus empresarios practicar los ideales democráticos que tanto se le piden lo practiquen los políticos. 

Este cronista le preguntó la diferencia entre el empresario  capitalista y el empresario que ahora se denomina  socialista, a lo cual respondió que este último no pasa de ser una simple confusión de términos que, en su opinión, no va a llegar muy lejos. La función esencial del empresario es buscar oportunidades, a través de esas oportunidades buscar cómo satisfacer al consumidor y, por supuesto, en medio de todo, obtener una ganancia económica, lo cual no quiere decir que no tenga una responsabilidad social corporativa. Pero, de emplearse ese término en base a lo que la doctrina socialista dice, sería como pedirle al empresario que haga empresa, que haga negocios pero que pierda dinero”.

Economía, por su parte, hizo el siguiente reporte de la participación de Hugo Maúl:  “El guatemalteco Hugo Leonel Maul Rivas, profesor y consultor internacional en economía, recomendó a las autoridades venezolanas administrar con cautela sus ingresos por concepto de renta petrolera y garantizar que la bonanza que ahora experimenta el país puede utilizarse para fomentar el desarrollo. Aclaró que no deseaba inmiscuirse en los asuntos internos de Venezuela, tras resaltar que a Guatemala llegó la noticia de que los extranjeros que opinaban sobre nuestro país podían ser obligados a regresarse.  

Sin embargo, aprovechó su presencia en la LXIII Asamblea Anual de Fedecámaras, como invitado internacional, para expresar algunas de sus opiniones. 

“La gran pregunta que deben hacerse aquí es si ese  boom petrolero tiene carácter transitorio o permanente. Hay unos que consideran que el petróleo va a parar en 100 dólares el barril y será para siempre. Si es así el problema será cómo administrar la abundancia”, comentó. 

“Ya en México, en los años setenta, un presidente que llamaban el perro también dijo que había que prepararse para la abundancia, y luego de las políticas macroeconómicas que aplicó ese país pasó casi 15 años de crisis”, añadió. Maul Rivas, ex presidente del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales de Guatemala, aseguró que es preocupante establecer todo un plan de desarrollo económico y social sobre la base de una sola fuente de ingresos como es el petróleo. 

“No quiero pensar qué va a pasar cuando el petróleo no tenga el precio que tiene y cuando se tiene armado una red para favorecer clientelismos políticos”, acotó. 

Según el diario  El tiempo, “El invitado internacional a la Asamblea de Fedecámaras, Hugo Maul Rivas (Guatemala), recomendó a las autoridades venezolanas administrar con cautela los ingresos petroleros. Dijo que no quería inmiscuirse en los asuntos internos, pues supo de la orden del gobierno sobre la materia”.