Jhony Orizbal de verde y al centro, mientras participaba en un curso en la Universidad Complutense

Para recibir un curso de verano titulado Derechos fundamentales y globalización, Jhony Orizbal, estudiante del Octavo semestre en la Facultad de Derecho de la Universidad Francisco Marroquín, viajó a la Escuela Complutense de Verano, de la Universidad Complutense de Madrid.

Allá estudió con profesores como los doctores Antonio de Cabo de la Vega, José Manuel Martínez y Aniza García, profesores titulares de Derecho Constitucional en diferentes universidades españolas.

Para irme solicité una beca a la Fundación General de Universidad Complutense. Y ellos me concedieron estancia en el Colegio Mayor Santa María del Estudiante.  La beca incluía comida y el 30% del valor del curso.  El resto del viaje lo obtuve gracias a la Facultad de Derecho y la Universidad Francisco Marroquín, así como ayuda de patrocinadores y de mi familia, explicó Orizabal.

“Aprovechando que por primera vez fui a Europa y que tenía tiempo, me fui con una semana de anticipación. Estuve en Londres y en Madrid.  Además de lo académico en Madrid, que fue lo más importante y lo que me llena de orgullo, puede conocer, en los fines de semana, algunas ciudades españolas como Barcelona, Toledo y Pamplona, además las ciudades europeas de París y Roma”, indicó. 

“Como miembro del programa Impulso al Talento Académico puedo decir que es una experiencia inolvidable en donde me puede dar cuenta de tantas cosas y de la importancia que tiene salir de nuestro país a este tipo de viajes ya que nos hace crecer y desarrollarnos como personas”, concluyó.

En la Universidad Francisco Marroquín, el propósito del programa Impulso al Talento Académico es formar profesionales capaces de ser exitosos, local e internacionalmente, preparados para ocupar las más importantes posiciones de liderazgo y llevar a cabo la 
misión de la Universidad Francisco Marroquín.

Esta casa de estudios, por medio del Programa ITA otorga, durante toda la carrera a los estudiantes seleccionados, una beca completa a cada uno para cubrir los gastos de matrícula, cuotas y libros de texto. Además concede una mensualidad para útiles de estudio y transporte. El Programa también cubre los gastos de alojamiento en residencias universitarias.

Los estudiantes que gozan de los beneficios del Programa ITA son seleccionados cuidadosamente con el propósito de reclutar a alumnos con capacidades intelectuales extraordinarias y con la determinación de adquirir una excelente formación profesional en Administración de Empresas, Estudios Políticos, Economía o Derecho. Otra condición indispensable para tener acceso al programa es que aquellos estudiantes carezcan de recursos económicos suficientes para costear sus estudios.

Los estudiantes mantienen promedios superiores a la media en sus respectivas unidades académicas y, además, demuestran elevadas cualidades de liderazgo.

Más fotos,
aquí.