El epigrafista, Federico Fahsen, durante la conferencia  
NewMedia

Cuando el arquitecto Federico Fahsen inició sus investigaciones sobre la escritura maya, hace 25 años, el desciframiento de las antiguas inscripciones estaba entrando en una etapa de desarrollo acelerado. Se empezaban a comprender los principios de la lectura fonética de los jeroglíficos, y se había logrado elucidar la historia dinástica de algunas de las principales ciudades.

A partir de entonces, los avances han sido espectaculares, al punto que actualmente se logra comprender con bastante certeza el contenido de la mayoría de textos, y se han empezado a entender las reglas gramaticales del sistema de escritura.

Estos logros son resultado del esfuerzo y la colaboración de muchos investigadores a nivel internacional, entre ellos Federico Fahsen. Sus investigaciones incluyen extensos estudios sobre los textos del período clásico temprano de Tikal, Uaxactún, Copán y otros sitios, e investigaciones sobre las esculturas preclásicas de Kaminaljuyú.

Actualmente es epigrafista del Proyecto Arqueológico Cancuén, dirigido por Arthur Demarest. Ha publicado numerosos artículos individualmente y en colaboración con Linda Schele, Nikolai Grube y otros epigrafistas notables.

Ha impartido cátedras y conferencias en las universidades de Guatemala, así como en los talleres de escritura maya de la Universidad de Texas.

El arquitecto Fahsen impartió una conferencia sobre los avances en el desciframiento de la escritura maya y en ella resumió su larga experiencia sobre el proceso del desciframiento de la escritura maya. La misma tuvo lugar el Jueves, 27 de febrero en el
público.jpg Museo Popol Vuh de laUniversidad Francisco Marroquín