Eduardo Mayora A. mientras se dirigía a profesores y estudiantes de la UFM

“La Marroquín marca intelectualmente a todos los que de un modo u otro la integramos”, dijo Eduardo Mayora Alvarado, ex decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Francisco Marroquín, durante la lección inaugural que impartió el lunes 10 de enero de 2005.

Mayora explicó que “Nos marca de una manera muy concreta pues, cuando menos, nos confronta con la cuestión fundamental de cuál deben ser la base fundamental de la organización social, si la libertad individual u otra distinta.  Talvez no sea imposible que alguno pase por las aulas de este hermoso campus cuatro, cinco o más años sin haberse planteado alguna vez esa cuestión, pero sí que es muy poco probable”.

“Obviamente la libertad no es un concepto espacial, como tampoco temporal, pero con todo y la llamada globalización y sus instituciones, está claro que la posibilidad de que cualquier país pueda insertarse con mayor éxito en ese proceso, depende de la funcionalidad de sus instituciones nacionales y esto a su vez depende de los principios fundamentales que las informen. Yo apuesto por los de la libertad del hombre”, concluyó la
lección inaugural (PDF)

Mayora es Miembro de la Sociedad Mont Pelerin y de la Philadelphia Society.  Representante de la Asociación Henri Capitant de Amigos de la Cultura Jurídica Francesa y Directivo del Foro Latinoamericano de la International Bar Association.  Profesor visitante en universidades de Francia y Brasil.

Durante el acto, las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del rector, Giancarlo Ibárgüen S. que puso a disposición de los estudiantes todos los recursos humanos, tecnológicos y físicos de la UFM y los invitó a aprovecharlos en su totalidad.

El Rector también se refirió a la misión de la Universidad, que es la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables; así como al compromiso que esta casa de estudios tiene con la
excelencia académica, misma que es definida como la calidad de ideas, principios y actuaciones de quienes, como profesores o alumnos, se sitúan habitualmente por encima del simple cumplimiento material y rutinario de su deber, constituyendo ante todos un ejemplo vivo de vida coherente.

Antes de concluir el acto los presentes entonaron el
himnode la UFM que en una de sus estrofas dice “Aceptamos gustosos los riesgos/ de ser jóvenes, libres, valientes./ A quien sueñe con mundos mejores/ el Creador le ilumine la mente”. 

Más fotografías
aquí.

El vídeo de la lección inaugural está disponible
aquí.