Barbara Arroyo durante su conferencia en la Universidad Francisco Marroquín

El valle de Guatemala es una región crítica para entender la historia prehispánica del país. Sin embargo, se sabe poco sobre el origen de las complejas sociedades que surgieron en él, y los inicios del gran desarrollo cultural que culminó en Kaminaljuyú durante los primeros siglos anteriores a nuestra era y los que siguieron a la misma. 

Para exponer los orígenes de la civilización maya en el valle de Guatemala, la arqueóloga Bárbara Arroyo dicto una conferencia el 20 de septiembre de 2007, organizada por el Museo Popol Vuh, de la Universidad Francisco Marroquín.

Investigaciones recientes, efectuadas en El Naranjo, cerca del puente del mismo nombre, han sacado a la luz información sustancial sobre la etapa crítica en la que el crecimiento de la población, la agricultura y el intercambio con otras regiones dieron lugar a formas de organización compleja, asociadas con los inicios del ritual político y religioso que se manifiesta en la arquitectura y la escultura monumental. 

En esta charla, la doctora Bárbara Arroyo presentó el hallazgo de monumentos y estructuras de más de dos mil ochocientos años de antigüedad, que sugieren que El Naranjo pudo ser el primer centro ceremonial del valle de Guatemala. La conferencista es arqueóloga y cuenta con una larga experiencia en el estudio de las sociedades tempranas de Guatemala, Chiapas y El Salvador. Obtuvo un doctorado en la Universidad de Vanderbilt. Actualmente es investigadora asociada de la Universidad de Texas, en Austin, y de la Universidad del Valle, en Guatemala.