Michelle Bran, mientras se dirigía al público.  Atrás Pedro Trujillo y Giancarlo Ibárgüen S.

Michelle Bran, graduada con honores en el Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Francisco Marroquín, recibió el Premio Jesús Amurrio a la excelencia académica, durante un acto que se celebró el 6 de abril de 2006 en el Auditorio Friedrich A Hayek, de esta casa de estudios.

Dicho galardón lo otorga anualmente, el EPRI, al alumno, o alumna que que se haya distinguido y haya alcanzado el promedio más alto en la carrera de Relaciones Internacionales.   El mismo lleva el nombre de Jesús Amurrio, doctor honoris causa, de esta universidad y queridísimo profesor de Filosofía Social y de Pensamiento Político.

La presea le fue entregada a Michelle Bran por Enrique Amurrio, hijo de don Jesús, acompañado por el rector de la UFM, Giancarlo Ibárgüen S., y por el director del Instituto, Pedro Trujillo.

Durante el acto, el Rector se refirió al compromiso que la Universidad tiene con la
excelencia académica, y cómo es que estudiantes como la homenajeada contribuyen a cumplir con esas expectativas.  Igualmente recordó a Jesús Amurrio, como un profesor ejemplar.

El Director del EPRI, por su parte, hizo referencia a los méritos académicos y personales de Michelle Bran, que actualmente trabaja en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala y que se hizo acreedora a una
  en Japón, en julio de 2005.

Enrique Amurrio, durante su intervención, también se refirió a la excelencia, a su recordado padre, y al orgullo de ser parte de esta universidad.

Los Premios a la Excelencia Académica, en el EPRI, nacieron en 1996, y fueron instituidos por la doctora María Eugenia de Massis , que entonces dirigía el Instituto. 

Los premios consisten en un diploma de honor al mérito elaborado en pergamino por un calígrafo, y una cantidad en efectivo que está determinada por donaciones que se efectúen con este fin especifico. Estos premios fue posible hacerlos realidad gracias a las donaciones de personas interesadas en motivar a los alumnos a perseguir su excelencia académica durante toda su carrera.

Los premios son dos: el Premio Jesús Amurrio para estudiantes de Relaciones Internacionales; y el Premio Armando de la Torre para estudiantes de Ciencia Política.  Este año el segundo fue declarado desierto debido a que nadie se graduó en esa carrera.

Más fotos,
aquí.