Vista parcial del equipo ITA en el campo de cuerdas del Centro de Excelencia de la UFM

Estudiantes de la Universidad Francisco Marroquin, miembros del programa Impulso al Talento Académico, participaron en un taller sobre integración, impartido en el Centro de Excelencia de esta casa de estudios.

El 25 de septiembre de 2007, un grupo de 30 estudiantes participó en el taller sobre integración que fue organizado por Otto Ricci.  Los facilitadores fueron Rodrigo Samayoa y Carla de Hess, directora del Centro de Excelencia de la UFM.

En la Universidad Francisco Marroquín el propósito del programa Impulso al Talento Académico es formar profesionales capaces de ser exitosos, local e internacionalmente, preparados para ocupar las más importantes posiciones de liderazgo y llevar a cabo la misión de la Universidad Francisco Marroquín.

Esta casa de estudios, por medio del programa ITA otorga, durante toda la carrera a los estudiantes seleccionados, una beca completa a cada uno para cubrir los gastos de matrícula, cuotas y libros de texto. Además concede una mensualidad para útiles de estudio y transporte. El Programa también cubre los gastos de alojamiento en residencias universitarias.

Los estudiantes que gozan de los beneficios del Programa son seleccionados cuidadosamente con el propósito de reclutar a alumnos con capacidades intelectuales extraordinarias y con la determinación de adquirir una excelente formación profesional en Administración de Empresas, Estudios Políticos, Economía o Derecho. Los estudiantes mantienen promedios superiores a la media en sus respectivas unidades académicas y, además, demuestran elevadas cualidades de liderazgo.

En la UFM, el Centro de Excelencia es un proyecto educativo orientado a los estudiantes, al equipo de la Universidad y a personas externas para contribuir a su educación integral, al desarrollarles habilidades de trabajo en equipo y liderazgo, explicó Carla de Hess.

Las instalaciones del Centro de Excelencia se encuentran en una loma detrás de la Biblioteca Ludwig von Mises y forman parte del Arboretum de la UFM. Más de 3,000 personas han recibido talleres que incluyen dinámicas de cuerdas en la Universidad, incluyendo a estudiantes, personal docente y administrativo de esta casa de estudios; así como estudiantes de otras organizaciones y colaboradores de empresas.

Al comentar su participación en el taller, los estudiantes dijeron que: 

Sigo confirmando que la excelencia está en todos y que la UFM es el ambiente para seguirla desarrollando.Me inspira a seguir luchando por alcanzar todos mis sueños y ayudar a los demás a alcanzar sus sueños.Ayudó a unirnos más.Me ayudó a pensar más en las cosas que puedo mejorar.Fue divertido, me ayudó a conocer a todos los del programa y comprometerme con ayudar para recaudar fondos para el programa.Me ha enseñado a comprometerme más y participar más con el programa ITA.Más fotos,
aquí.