Nora Domínguez, a la izquierda, durante su participación en el Encuentro Internacional de Catalogación

Nora Domínguez, coordinadora del Departamento de Procesos Técnicos de la Biblioteca Ludwig von Mises, de la Universidad Francisco Marroquín, viajó a México para participar como ponente en el II Encuentro Internacional de Catalogación.

El encuentro se llevó a cabo en el Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, adscrito a la Universidad Nacional Autónoma de México del 12 al 14 de septiembre de 2006. Al mismo asistieron aproximadamente 150 personas y 50 ponentes de países como México, Estados Unidos, Perú, Brasil, Guatemala, Colombia y Costa Rica.

“Los catalogadores somos como un gremio dentro del gremio de los bibliotecarios”, explica Nora Domínguez, “nuestro trabajo consiste en clasificar los libros para que ocupen un lugar determinado dentro de la colección, pero además, en asignarle palabras clave para la búsqueda que hace el usuario, en saber cuál es sitio que le corresponde según su tema, contenido y autor, en hacer cada material más fácil de encontrar según las necesidades de quien lo busca. Muchas veces el usuario no sabe que existimos, porque siempre estamos en una oficina y casi no tenemos contacto con él; sin embargo, los usuarios son el factor determinante de nuestro trabajo, porque va dirigido a ellos. Encuentros como éste nos permiten estar al tanto de qué se está haciendo en las bibliotecas de otros países y cómo resuelven ciertos conflictos”.

El primer encuentro de catalogadores se llevó a cabo en Perú en octubre de 2005. El de este año tuvo como título  Tendencias en la teoría y práctica de la catalogación bibliográfica y en él se trataron inquietudes que hay alrededor de la catalogación, a partir de la aparición de Internet, y cómo los formatos digitales y en línea modifican los conceptos de información y las formas de catalogarla que manejamos. La conferencia inaugural fue presentada por Barbara Tillett, directora de catalogación bibliográfica de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, y trató sobre el impacto de los nuevos estándares internacionales en el trabajo de la catalogación.

“El trabajo con el que participé fue escrito en conjunto con Grete Pasch y se tituló  El uso integrado de WebDewey, LEMB Digital y CaptureX y su impacto en el trabajo de catalogación y clasificación. Habla acerca de las nuevas herramientas en línea que usamos para trabajar en sustitución de las versiones impresas, de sus ventajas y de cómo, en conjunto con la base de datos Glifos, nuestra biblioteca se mantiene a la vanguardia del uso de la tecnología”. 

Según explica Nora Domínguez, “cualquier material (libro, DVD, revista, o libro electrónico) que entra a la colección de nuestra biblioteca tiene que ser colocado en algún lugar.  Para esto seguimos el sistema de clasificación Dewey, que organiza todo el conocimiento humano en áreas, por tema.  Por ejemplo, el 323.4 es el número que corresponde, dentro del área de ciencias sociales, a todo lo relacionado con Libertad. El trabajo de clasificación requiere exactitud, atención al detalle, y un conocimiento amplio de muchos temas diferentes.”   Según Domínguez, el impacto que está teniendo Internet sobre este trabajo es muy positivo, ya que varias tablas de referencia que antes sólo se conseguían impresas, ahora se usan en formato digital, lo cual ahorra tiempo y dinero.

La Biblioteca von Mises es única en Latinoamérica, ya que sus catalogadores usan herramientas que no son comunes en la región, y fue por un interés en conocer nuestra experiencia que el trabajo de Domínguez y Pasch fue aceptado para su presentación durante esta conferencia.  Por ejemplo, el WebDewey, en uso acá desde 2005, sólo ha sido adoptado en algunas bibliotecas de Colombia, Brasil, Chile, Argentina, y Mexico.  También usamos los encabezamientos de materia digitales (LEMB Digital) y el Cutter Digital.

“El impacto más importante de Internet para nosotros, es que tenemos acceso directo a los grandes catálogos en línea, como el de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos.  El sistema de catalogación que usamos, GlifosLibrary, nos permite importar directamente los datos principales para no tener que estar reinventando la rueda.  Esto nos ahorra tiempo y además nos da una buena fuente para comparar la calidad de nuestro trabajo con lo que hacen los catalogadores de otras bibliotecas.” Además, los registros que crea la Biblioteca von Mises están disponibles a su vez para que otras bibliotecas puedan usarlos para sus catálogos.  “Esto nos hace sentir una mayor responsabilidad en nuestro trabajo, ya que no estamos aislados, los  registros que creamos tienen alta visibilidad,” agregó.

Para aquellos interesados en el tema la biblioteca cuenta con 1 ejemplar de las Memorias del I Encuentro y esperamos pronto contar con el ejemplar correspondiente a este año.

El programa preliminar del encuentro está disponible en:

http://cuib.unam.mx/IIEIC.pdf