Philippe Klinefelter y Grete Pasch en el Edificio Académico de la UFM

Durante treinta años, el escultor Philippe Klinefelter ha viajado por México, Belice y Guatemala estudiando las hachas, cinceles, cuchillos y estelas mayas, con el fin de comprender cómo es que aquellos escultores, supuestamente “primitivos”, lograban taller finamente desde piedra caliza, hasta basalto, granito e incluso cuarzo.

Klinefelter visitó el Museo Popol Vuh, de la Universidad Francisco Marroquín, acompañado por Grete Pasch, directora de la Biblioteca Ludwig von Mises, de esta casa de estudios.  El escultor es un apasionado investigador de las herramientas que usaban los mayas para trabajar la piedra y la madera.  “Los mayas contaban con herramientas y técnicas más sofisticadas de las que hasta ahora se ha creído”, explicó Klinefelter, que esta semana visitó Guatemala preparando réplicas de tales herramientas, cuyo uso demostrará durante un programa especial sobre tecnología maya para el History Channel.

Philippe Klinefelterestudió geología y arte. Como escultor arquitectónico, ha convertido piezas de granito de más de 20,000 libras en fuentes, monumentos, y otras piezas funcionales.

Como parte de su preparación para el citado programa de televisión, Klinefelter visitó el Museo Popol Vuh, el Museo Miraflores, el Museo Nacional de Arqueología y Etnología, y varias fábricas de jade en Antigua Guatemala.