Adelaida Panaget en el escenario del Auditorium Juan Bautista Gutiérrez, de la UFM
Foto por Gustavo Castillo

La joven pianista francesa, Adelaida Panaget, que hizo su debut profesional en Guatemala en 2005 con gran éxito y mucho público, retornó al país para presentar un recital-concierto extraordinario 18 de abril de 2007 en el Auditorium Juan Bautista Gutiérrez de la Universidad Francisco Marroquín, en el marco del Festival Internacional Bravísimo 2007 de la Organización para las Artes Francisco Marroquín. 

“De apenas 20 años, Adelaide Panaget es una pianista seria y a la vez juvenil. Inició sus estudios de piano a los seis años y a pesar de la gran presión que representa ser diferente de sus jóvenes amigos, se ha decidido por dirigir su vida hacia la consecución de una carrera como pianista clásica. Estudia un promedio de ocho horas diarias y su dedicación a su instrumento la ha llevado a ganar varios premios en Francia”, informó Geraldina Baca-Spross, presidente de la Organización.  

“Panaget principió sus estudios de piano a las 6 años de edad. A partir de los 10 se integró al Conservatorio Nacional de París. Actualmente tiene 21 y ya consiguió sus primeros premios a la excelencia de piano, en 2003 y en 2004, ambos en el CNR Rueil Malmaison”, explicó Baca-Spross.

“En 2005, inició sus estudios de perfeccionamiento en Reuil y ha sido invitada a participar en el 40 aniversario de fundación de la UNICEF en París. Además, forma parte de un conjunto de cámara de jóvenes en París e imparte clases de piano a niños”, concluyó.

El programa que Adelaide Panaget desarrolló en Guatemala es de una estructura rara vez utilizada, ya que involucra una gran responsabilidad que pocos artistas asumen al presentar un recital de obras para piano solo en la primera parte y un concierto con orquesta en la segunda.  En síntesis, todo el concierto recae en los hombros de la solista, lo que a la vez significa un desafío para la memoria.  El programa incluyó obras de Debussy, Liszt, Prokofiev y Beethoven.  Contó con la participación de la Orquesta Clásica de Guatemala bajo la dirección del maestro Ricardo del Carmen Fortuny.