Primero de izquierda a derecha, Alejandro Baldizon, del Cadep, durante las discusiones

Con la participación de abogados, economistas, politólogos, periodistas y funcionarios de la Municipalidad de Guatemala, el Centro de Análisis de las Decisiones Públicas, de la Universidad Francisco Marroquín, celebró el coloquio denominado Las fuerzas del mercado y la planificación urbana.

Durante el coloquio, conducido por Alejandro Baldizon, del Cadep,  los representantes de la comuna capitalina expusieron proyectos como el de la intersección de la Avenida Simeón Cañas y la Calle Martí, así como el eje central que atraviesa la ciudad de norte a sur a lo largo de la Sexta y Séptima avenidas de las zonas 1, 4, 9 y 10.  Los expositores fueron Juan Roberto Brenes, Alvaro Véliz y Josué Morales.

“Las decisiones que toman los gobiernos municipales en torno a infraestructura tienen efectos sociales y económicos.  Hemos visto como la construcción de una autopista puede matar un vecindario, transformar fincas en lotificaciones, ocasionar el desarrollo de comercios y más, indicó la invitación del Cadep que, además, preguntaba si ¿es posible prever el impacto socioeconómico que tendrá la ejecución de una obra de infraestructura?  ¿Es deseable que la municipalidad tome en cuenta las decisiones privadas anticipadas antes de seleccionar un curso de acción sobre otro?”

“El nuevo urbanismo  fue una tendencia que surgió a mediados del siglo pasado en reacción a lo que se veía como la expansión descontrolada de las ciudades.  Se pensó que esta desconcentración poblacional era nociva porque se ocupaban tierras con vocación agraria o reservas ambientales y porque los gastos adicionales en transporte vehicular generarían contaminación.  Se lamentaba la decadencia y el abandono del centro de las ciudades.  Se buscó revertir esta tendencia por medio de la planificación central, promoviendo usos mixtos de cascos urbanos e invirtiendo en sistemas de transporte público.  La evidencia empírica recabada a la fecha parece indicar que estas políticas públicas son ineficientes por cuanto van en contra de las decisiones espontáneas de los ciudadanos.  Inclusive en ciudades modelo  para el nuevo urbanismo, como Paris y Londres, existe una inexorable tendencia a la expansión y la reducción de la densidad poblacional”, se añadió la justificación del coloquio. 

“Además, las decisiones gubernamentales suelen responder más a factores políticos que al verdadero bienestar de los ciudadanos.  El libro The Death and Life of Great American Cities  por Jane Jacobs (1961) hizo una crítica devastadora a la planificación urbana, que sigue siendo actual.  Jacobs y otros han documentado abusos del poder gubernamental, como cuando se destruye un vecindario completo so pretexto de que es una barriada, o en función del interés público, o al amparo de la doctrina de eminent domain. ¿Es posible destronar al nuevo urbanismo con estrategias de política pública que sean más respetuosas de las acciones libres y responsables de los ciudadanos?”

Durante el intercambio se discutió si los intereses colectivos deben prevalecer sobre los derechos individuales, si es posible una ciudad armoniosa en la que no se respetan los derechos de propiedad, el uso de impuestos para obligar a alterar el uso que los propietarios le dan a sus inmuebles, las externalidades que ocasionan las obras municipales y si la Municipalidad debería indemnizar a los propietarios cuando sus obras perjudican el valor de sus propiedades.

Participaron, por la UFM, Christian Alvarez, Ana Beatriz Asencio, Javier Calderón, Ingrid de Godo, Luis Figueroa, Gunther Meléndez, Warren Orbaugh, Angel Rivera y Sara Siegel; por el Cadep, Alejandro Baldizon, Lisardo Bolaños, Juan Francisco Mollinedo y Lucía Olivero; por el Centro Ibn Khaldun, David Martínez-Amador; por la Universidad Rafael Landívar Jorge Luis Córdova; y por la Municipalidad capitalina Juan Roberto Brenes, Paola Constantino, Jorge Luis Contreras, Michelle Hazbun, Josué Morales, Edgar Román y Alvaro Véliz.

El objetivo del
Cadep es difundir las ideas de la sub-disciplina del Análisis de las Decisiones Públicas (Public Choice) entre los profesionales guatemaltecos, para que estas ideas les permitan aportar y apoyar soluciones políticas para crear una sociedad de personas libres y responsables.

Más fotos,
aquí.