El blog de Tracy L. Barnet está en http://tracybarnettonline.com

Tracy L. Barnett, en el blog roads less traveled, relató cómo en su viaje a Guatemala pudo conocer el Museo Popol Vuh, el Museo Ixchel y la exhibición de la restauración del Lienzo de Quauhquechollan, ubicados en la Universidad Francisco Marroquín, la cual calificó de hermosa y moderna.

Por más de dos décadas, Barnett ha dedicado su vida a escribir en distintos periódicos y revistas. Hoy por hoy se encuentra en un proyecto en el que está visitando América Latina, desde México hasta Patagonia, documentando su paso por esas tierras.

Actualmente en exhibición en la Universidad está la restauración del Lienzo de Quauhquechollan, un inusual lienzo del tamaño de una pared. Originalmente se pensó que mostraba una gran conquista en el centro de México, pero la arqueóloga holandesa Florine Asselbergs descubrió que en realidad es una crónica de la conquista de Guatemala, explicó Barnett.

Cuando Florine Asselbergs comenzó su investigación, con el propósito de elaborar su tesis doctoral, el Lienzo de Quauhquechollan era una reliquia olvidada en el Museo Casa de Alfeñique, que no había sido descifrado todavía. Algunos pensaban que podía referirse a la conquista del territorio mexicano. Una investigación minuciosa, acompañada por un instinto creativo, llevó a Asselbergs a reconocer que la pintura era nada más y nada menos una descripción de primera mano de la conquista de Guatemala.

El Popol Vuh fue espectacular, con aterradoras esculturas que parecían vernos directamente a nosotros. La más exquisita surgió del período Clásico Temprano, del 250-600 d.C. Urnas funerarias como ésta eran adornadas con un gran nivel de detalles.

El Museo Ixchel, dedicado a los textiles de Guatemala, tiene una historia tan interesante como su colección. Todo empezó con el trabajo de Carmen G. Pettersen, una pintora guatemalteca con ascendencia alemana que decidió, a la edad de 70 años, documentar el traje tradicional de los diversos grupos indígenas habitando el campo de Guatemala. Ella había observado un cambio rápido en la integridad del trabajo con el advenimiento de la cultura moderna y tecnología y quiso capturar los diseños originales, así que empezó una colección de acuarelas que culminó en el libro de mesa “The Maya of Guatemala”. Ella donó las ganancias de la primera edición a la Universidad, que financió la fundación del Museo. Gran número de sus pinturas originales pueden encontrarse ahí, junto con una brillante colección de textiles.

Por otra parte, el sitio Web 10BEST, que proporciona asesoramiento confiable para viajeros, catalogó a los museos Popol Vuh e Ixchel entre las mejores atracciones y actividades cuando se está de visita en Guatemala.

Contacto:
Oswaldo Chinchilla
Curador
ofchinch@ufm.edu



.