Giancarlo Ibárgüen S., en el foro sobre responsabilidad social empresarial
Foto por Siglo Veintiuno

Giancarlo Ibárgüen S., rector de la Universidad Francisco Marroquín, participó en el II Foro sobre la Responsabilidad Social Empresarial, que se celebró el 23 de agosto de 2006.

“Mi charla, que fue a título personal durante el citado foro, empezó con la pregunta de ¿por qué soy escéptico en cuanto a la Responsabilidad Social Empresarial?”, indicó el rector Ibárgüen.

Al explicar las razones de su escepticismo, Ibárgüen dijo que “La RSE desvirtúa la  función social  de los negocios que es producir ganancias, siempre y cuando se respeten las reglas del juego que básicamente son competir abierta y honestamente. La RSE aleja a la gerencia de los accionistas y crea un problema  de agencia  porque mientras que a los accionistas les interesa maximizar sus dividendos, a la administración le interesa contribuir a sus intereses caritativos, o los de su familia y amigos, por ejemplo, sin tomar en cuenta los de los propietarios de los fondos, que son los accionistas.  En cuanto a los  incentivos, cuando los empresarios buscan aumentar sus ganancias lo hacen aumentando el bienestar general aún cuando no estén conscientes de ellos; y las ganancias representan su contribución neta a la sociedad.  Por último el más importante, que es de carácter  ético: ¿se puede hacer caridad con dinero ajeno?”

Para entender mejor los alcances del concepto de responsabilidad social emrpesarial, Ibárgüen recomendó la lectura de  La buena empresa, estudio sobre responsabilidad social corporativa, publicado por la prestigiosa revista  The Economist, y que fue traducido al español y publicado en este idioma por la Universidad Francisco Marroquín, obra que se encuentra a la venta en las librerías del campus de la UFM y en el Centro de Estudios Económico-Sociales.