Mucha gente acudió en busca de la ayuda que fue llevada al Puerto de San José.

Por iniciativa de un grupo de Residentes de Medicina Interna de la Facultad de Medicina y del Hospital Esperanza, de la Universidad Francisco Marroquín, y con la colaboración del personal del nosocomio y las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, del Puerto de San José, los habitantes de aquella población recibieron auxilio médico durante los peores días de la tragedia que ocasionó el huracán Stan.

“El 5 de octubre de 2005, viendo la tragedia que les ocurrió a nuestros hermanos guatemaltecos por el huracán Stan, decidimos prestar nuestra ayuda a los damnificados. Para ello les solicitamos su colaboración al personal que labora en el Hospital Universitario Esperanza; siendo estos el personal médico el personal de enfermería y el de mantenimiento y de limpieza. Aquella colaboración fue de ropa, víveres y medicinas, habiéndose obtenido una gran cantidad de ayuda. Todo ello fue enviado al Puerto San José, uno de los tantos lugares afectados del país. Los donativos fueron enviados directamente a la parroquia de ese lugar la cual es dirigida por las Hermanas de la Caridad, quienes se encargaron de distribuirlas en las personas que mas lo necesitaban en ese momento”, informaron Lilian del Carmen Arreaga, Edder Sandoval, José Manuel Meléndez y José Mario Cáceres.

“Una semana después nuevamente volvimos a pedir la colaboración de todo el personal del Hospital, que nos volvió a proveer de víveres, ropa y medicinas que también fueron dadas a las Hermanas de la Caridad. El 20 y 21 de octubre, se planifico una Jornada Médica en el Puerto de San Jose, organizada por las Hijas de la Caridad”, añadieron.

“El jueves 20 salimos de la ciudad a las nueve de la mañana y llegamos a la  casa de las Hermanas de la Caridad en el Puerto de San Jose ubicada a un costado de la Iglesia Parroquial. A nuestra llegada pudimos observar del daño ocasionado por el huracán Stan en esta comunidad, y observamos que los habitantes ya estaban retomando sus actividades cotidianas, a pesar de los daños ocasionados.

La tarea del jueves consistió en la clasificación del medicamento que fue donado por nuestro Hospital, así como el que recibieron de otras instituciones. Se logro clasificar una cantidad bastante considerable de medicamentos donados (los cuales consistían en antibióticos orales y tópicos, antimicóticos, vitaminas, antitusivos, y más).

El viernes 21 de octubre fue el día en el que se dio la Jornada Medica. Esta empezó a las ocho de la mañana en el Salón Parroquial. La Jornada consistió en la atención de todo tipo de paciente (niños, mujeres, hombres, ancianos). Se llevó a cabo de la manera ordenada, gracias a la ayuda y colaboración proporcionada por las novicias de las Hermanas de la Caridad, así como también de varias personas que colaboraron voluntariamente. La actividad fue realizada en su totalidad por tres médicos residentes y un médico interno, que laboran en el Hospital Universitario Esperanza. La actividad se dio sin contratiempo alguno y de manera continua por 12 horas, habiendo concluido a las ocho de la noche, tiempo en el que se les pudo dar consulta a 350 pacientes, tanto del Puerto San José como de poblaciones vecinas”, relataron los organizadores.

Al agradecer la colaboración de los organizadores y del equipo que participó en las jornadas y del doctor Edgar López, secretario de la Facultad, sor Elvira Gómez, visitadora provincial; y sor Catalina Guerrero, señalaron que “ustedes demostraron en todo momento buena voluntad, preocupación, cercanía, escucha y respeto con todas las personas&quiero felicitarles e invitarles a continuar cultivando esos valores”.

Por su parte, sor Telma Monjes, directora general, también tuvo palabras de aprecio para los participantes en las jornadas.

 Más fotos
aquí.