Barbara Mundy, de Fordham University, reseñó el libro que le dio origen a la restauración digital del Lienzo Q en la Universidad Francisco Marroquín.

La restauración digital del Lienzo de Quauhquechollan fue mencionada en una reseña realizada al libro Conquered Conquistadors: The Lienzo de Quauhquechollan: A Nahua Vision of the Conquest of Guatemala, de la arqueóloga holandesa Florine Asselbergs, que se publicó en el sitio Web de War and Games.

Escrita por Barbara Mundy, de la Fordham University, la reseña explica que el libro es una descripción de la historia que narra el Lienzo Q sobre la conquista de Guatemala entre 1527 y 1529 por el pueblo quauhquecholteca, capitaneado por Jorge de Alvarado.

Sobre su más reciente encuentro con dicho lienzo, Mundy afirmó que éste se dio en Guatemala y no en Puebla México, donde se encuentra el original. Durante una exhibición en la Universidad Francisco Marroquín en 2007, el manuscrito estaba presente en la forma de fotografías a gran escala […] Aquí, el lienzo era presentado como el primer ejemplo de la propia tradición cartográfica de Guatemala, esto es, ajustado a la protohistoria de una nación que nacería en el siglo XIX. La universidad produjo desde entonces una restauración digital del original, fácilmente accesible por medio del increíble sitio Web del proyecto. De su escape de los pasillos del Museo Casa de Alfeñique al ciberespacio, donde existirá en el futuro inmediato, y su inclusión en tres narrativas contemporáneas -una historia pluralista de la conquista española que incluye a los conquistadores indígenas, la historia de la nación guatemalteca que retrocede hasta el período colonial y el uso de tecnología digital que permite un nuevo acceso al pasado- el Lienzo de Quauhquechollan muestra la vitalidad de una histórica tradición indígena de una manera que, expertos como Glass y Robertson, tal vez nunca hubieran predicho, pero que hubieran estado orgullosos de presenciar.

Cuando Florine Asselbergs comenzó su investigación, con el propósito de elaborar su tesis doctoral, el Lienzo de Quauhquechollan era una reliquia olvidada en el Museo Casa de Alfeñique, que no había sido descifrado todavía. Algunos pensaban que podía referirse a la conquista del territorio mexicano. Una investigación minuciosa, acompañada por un instinto creativo, llevó a Asselbergs a reconocer que la pintura era nada más y nada menos una descripción de primera mano de la conquista de Guatemala.

En 2006, y con el apoyo del Banco G&T Continental, la Universidad Francisco Marroquín se embarcó en el proyecto de restaurar digitalmente el Lienzo de Quauhquechollan para hacer más fácil su entendimiento y para motivar a observar, símbolo por símbolo, ruta por ruta, evento por evento, la conquista de Guatemala en el siglo XVI.

Contacto:
Ana Lucía Ortíz
Lienzo Q
luciaortiz@ufm.edu



.