Guadalupe Parrondo y la Sinfónica de Xalapa, en el Auditorium Juan Bautista Gutiérrez, de la Universidad Francisco Marroquín
Foto por Gustavo Castillo

Un vórtice de música y pasión envolvió al público en la 

Universidad Francisco Marroquín, durante el concierto que ofrecieron la Orquesta Sinfónica de Xalapa, bajo la dirección de Fernando Lozano; y la pianista Guadalupe Parrondo.

El mismo fue parte de la Temporada de Plata de la 
Organización para las Artes de la Universidad Francisco Marroquín que, así, celebra XXV años de fundación.  “Desde hace más de cincuenta años no se presentaba en Guatemala una orquesta sinfónica extranjera completa con solistas y programas diferentes”, comentó Geraldina Baca-Spross, presidente de la Orpafm.

La Orquesta Sinfónica de Xalapa se inició en 1929, actualmente la más antigua de México.  Representó a su país en el Festival  Europalia 1993, siendo designada para acompañar al cantante italiano Andrea Bocelli en su gira por México.   Recientemente fue distinguida para actuar al lado del tenor Ramón Vargas en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México.  Asimismo acompañó a Luciano Pavarotti en la gira de despedida de este notable cantante.  Ha acompañado a figuras gigantes de la música como Pablo Casals, Heitor Villa Lobos, Mstislav Rostropovich, Claudio Arrau, Henryk Szeryng, Alfred Brendel, Plácido Domingo, Carlos Prieto y decenas más de solistas distinguidos.  Ha sido dirigida por diez directores mexicanos de muy alta talla como Luis Herrera de la Fuente y Carlos Miguel Prieto y por directores extranjeros connotados, entre quienes se encuentra el Maestro Jorge Sarmientos.  Actualmente es dirigida por Fernando Lozano.   

A lo largo de medio siglo Guadalupe Parrondo ha triunfado en concursos como el Teresa Carreño de Caracas, el Ciudad de Montevideo y el de Ejecución Musical de Ginebra. En 2002 recibió también la Medalla Mozart a la excelencia artística, otorgada por el Gobierno de Austria.  Solista habitual de las principales orquestas de México, este año cumple cincuenta años de vida artística.  La virtuosa se ha presentado en conciertos de cámara y recitales de piano en las más importantes capitales de Europa y América, y en Egipto, Japón y Rusia. Su repertorio abarca las principales obras para ese instrumento, desde Bach hasta nuestros días.  

La orquesta y Parrondo se presentaron en la UFM el 17 de septiembre de 2008 con el siguiente programa:  La Flauta Mágica, de Mozart; El Concierto No. 2 para piano y orquesta, de Rachmaninov; y la Sinfonía No. 3 de Tchaikovsky.

Al día siguiente, la orquesta y el violinista 
Manuel Ramos, se presentaron en el Centro Cultural Miguel Angel Asturias con la Suite Veracruz, de Oliva; el Concierto para violín y orquesta, de Tchaikovsky; y Cuadros de una exposición,de Mussorgsky.

Manuel Ramos inició sus estudios de violín con su padre, graduándose del Conservatorio Nacional de Música en 1975, llevando a cabo estudios para el Artist Diploma en la Universidad de Indiana.  Radicado en Estados Unidos desde hace 26 años, Manuel Ramos ha actuado como solista, bajo la batuta de Leonard Slatkin, Enrique Bátiz, Gerhardt Ziummermann, Eduardo Mata, Raymond Leppard y Luis Herrera de la Fuente, entre otros.  Se presenta habitualmente en festivales en Estados Unidos y en México y ha tocado en Carnegie Hall de Nueva York y en el Teatro de la OEA.  En México ha ocupado el puesto de violín concertino de varias orquestas y actualmente es miembro de la Orquesta Sinfónica de Saint Louis, Missouri.  

Contacto: 
Geraldina Baca-Spross, presidente de la Orpafm
arteopa@ufm.edu