Ricardo Castillo A., secretario general de la UFM; acompañado por Ana Lucía Ortiz y Pierina Piedrasanta, también de la UFM, junto al busto de Francisco Marroquín

El busto de Francisco Marroquín, que la Universidad Francisco Marroquín le donó al convento y museo de San Juan del Obispo, fue develado el 17 de noviembre de 2007 en aquella localidad de Sacatepéquez, Guatemala.

La develación, que estuvo a cargo del secretario general de la UFM, Ricardo Castillo A., ocurrió en el contexto de la inauguración de aquel museo, que se ubica en el palacio del prelado.

La placa que acompaña el busto dice: “El patronato fundador de la 
Universidad Francisco Marroquín, para honrar la memoria de este ilustre y compasivo humanista.  Primer obispo consagrado en América, que luchó calladamente por los derechos de las personas y por los ideales de verdad, libertad y justicia, le puso su nombre a esta casa de estudios”.

La escultura de 
Francisco Marroquín es obra del artista Max Leiva; y como parte de la inauguración del museo, que contó con el patrocinio de la Fundación G&T Continental, hubo una presentación coral, zanqueros, loa, banda, elevación de globo y torito.  

El convento de San Juan del Obispo fue la residencia de Francisco Marroquín durante los primeros años de la Colonia; fue restaurado por el arzobispo de Guatemala, Mariano Rossell y Arellano, y actualmente es administrado por las monjas de Bethania.