Arturo Andrade, estudiante de la Escuela de Negocios de la UFM, en la Cordillera Blanca andina

La Cordillera Blanca presenta uno de los terrenos más ricos en formaciones de alta montaña.  Supone un reto y a la vez representa un riesgo para el montañista. Escalarla representa una gran lección de vida, dijo Arturo Andrade, estudiante de la Escuela de Negocios de la Universidad Francisco Marroquín que llevó un banderín de la UFM a aquellas alturas.

Uno de sus picos más famosos, con 6354 metros de altura, es el Chopicalqui, que se halla en la Cordillera Blanca, de Perú; y ha sido calificado como una montaña con carácter.  

Andrade es estudiante del Segundo año en el MBA de la Escuela de Negocios de la Universidad Francisco Marroquín y en su aventura andina llevó un banderín de esta casa de estudios y otro de la EN.  El relato de su expedición está disponible aquí en
[images/080820_CordilleraBlanca_UFM.pdf PDF]. 

“La Cordillera Blanca cuenta con diversidad de picos y exige poner en práctica conocimientos y destrezas que hemos desarrollado en base a experiencias propias”, relata Andrade al explicar la naturaleza de la expedición.  “La misma demanda toma de decisiones y definición de técnicas de comunicación y organización”, añadió.

El viaje duró 21 días e incluyó el asenso a 5 picos de la Cordillera Blanca.

Más fotos,
aquí.

Contacto: 
Estuardo Cháves, Coordinador de Desarrollo Escuela de Negocios
echaves@ufm.edu