Un zompopo de mayo, alado, en el Edificio Académico de la UFM
Foto por David Lee

Con las primeras lluvias intensas de fines de este mes, los zompopos de mayo aparecieron hoy en el campus y

Arboretum de la Universidad Francisco Marroquín.

Los zompopos de mayo,  Atta laevigata, son comestibles.  Suelen ser asados al comal y consumidos con mantequilla y sal.  En esta época se les consigue en los mercados de San Juan Sacatepéquez y Del Guarda. También son populares, entre los niños, porque debido a su carácter es fácil involucrarlos en peleas.

Fray Francisco Ximenez, copista y traductor del 
Popol Vuh y autor de 
Historia natural del reino de Guatemala, se refiere a las hormigas y explica, de los zompopos de mayo, que “aquestas grandes y con alas, no salen del hormiguero, sino es cada año cuando caen los primeros aguaceros, que es por el mes de mayo…y se levantan volando con una singularidad maravillosa”.

Más fotos,
aquí.