La profesora Aguilar fue muy querida por estudiantes y colegas profesores en la Universidad Francisco Marroquín.

El 20 de diciembre de 2019, la comunidad académica de la Universidad Francisco Marroquín perdió a María Reneé Aguilar, egresada de Facultad de Derecho y profesora del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales.

Destacada abogada, excelente profesora y gran ser humano, así describen excompañeros, colegas y estudiantes a la profesora Aguilar. Hoy, desde El Amigo de la Marro, publicamos este artículo que recoge impresiones que varios integrantes de la comunidad universitaria quisieron dedicar a la memoria de María Reneé Aguilar.

Con mucho pesar les comparto la triste noticia del fallecimiento de nuestra exalumna María Reneé Aguilar Mendizabal  -Mannee-, catedrática del EPRI y colaboradora de nuestra Facultad.  Nuestras oraciones y solidaridad para con sus padres, hermanos y sus hijitos. Muy especialmente a su papá, el Lic. Juan Luis Aguilar, catedrático de nuestra Facultad de Procesal Civil por muchos años y a su hermano Santiago, también exalumno nuestro, decía el doctor Milton Argueta, decano de la Facultad de Derecho, hace algunas semanas.

La excelencia fue su marca

Han pasado varios días desde tu partida, y no había sido capaz de poder escribirte algo antes, tampoco he podido dejar de pensar en ti todos los días, la vida es muy efímera; cuando pienso en ti la primera palabra que me viene a la mente es EXCELENCIA. Te conocí en el año 2003 durante nuestro primer año de la carrera de Derecho en la UFM. Desde el primer año nos hicimos amigas y formamos un grupo de amigas con las cuales acumulamos memorias por los siguientes 16 años, muchos momentos que quedarán guardados en mi memoria y en todas nuestras fotos.

¡Fuiste una excelente amiga, estudiante, profesional del Derecho, trabajadora, catedrática, madre, hija, prima, sobrina y hermana! Eras muy brillante, con una bella voz con la cual deslumbrabas a todos cuando cantabas, y además muy bonita, alegre y elegante, toda una dama y una mujer completa. Hoy nos toca despedirnos, pero quisiera agradecerte por haber estado en mi vida y haberme enseñado a sonreírle hasta a la adversidad. Siempre fuiste una mujer fuerte y positiva.

Te vamos a extrañar. Donde quiera que estés, deseo que estés segura del amor y cariño que todos te tuvimos. ¡Te quiero mucho amiga mía y te recordaré siempre, siempre serás parte de nuestras vidas!

Anneliese García – Abogada y Notaria UFM (Promoción 2007)

Siempre luchó por lo justo

María Reneé Aguilar, o mejor conocida como Mannee, fue una persona ejemplar, no solo como profesional del Derecho, sino como ser humano. Del lado profesional, como su colega, puedo decir que le apasionaba el Derecho y la lucha por la justicia y eso era lo que ella quiso transmitirles a quienes les enseñó, por tanto tiempo, en la Facultad de Derecho y en EPRI. Incluso, algunos de sus estudiantes del EPRI, después de recibir clases con ella, decidían cambiar de facultad para estudiar Derecho. Sin duda, esto ocurría por la pasión que ella transmitía al enseñarlo. En cada caso que trabajamos juntos en la oficina, desde el más sencillo hasta el más complejo, se entregaba enteramente y luchaba por hacer justicia. Al trabajar con ella, se percibía el amor que le tenía a su profesión.

Manne fue una abogada ejemplar. Del lado humano, como su amigo, puedo decir que fue una persona leal, transparente, y verdadera, tenía mucho amor por la vida y por todo lo que hacía. Me enseñó que lo más importante es el amor y la familia, tanto en la cual uno nace, como la que uno escoge. Con su pasión y su cantar, inspiró a quien se cruzó por su camino, tocó el corazón de muchas personas y les cambió la vida. María Reneé nos deja un legado de amor y de pasión; un ejemplo sobre cómo hacer bien las cosas y vivir la vida, plenamente. Sus seres queridos perdimos a una persona espectacular, el gremio de abogados perdió a una excelente profesional del Derecho, y el planeta perdió a un gran ser humano.

Juan Andrés Bosch, abogado de Aguilar & Aguilar

Admiré su amor, entrega y orgullo por Guatemala

El mundo rara vez reúne inteligencia, pasión, bondad, dulzura y belleza en una misma persona, todos los que tuvimos la dicha de conocer a María Reneé, podemos reconocer que ella, reunía todas esas cualidades y más.

Antes de conocerla había escuchado comentarios positivos sobre sus clases de Política Exterior de Guatemala o Derecho Internacional y esa fue la razón por la cual decidí asistir a una de sus clases, no imaginé que poco tiempo después se convertiría en la mejor amiga que he tenido. Estoy segura de que su ausencia no sólo deja un enorme vacío en mi corazón, sino en todas esas personas que tuvieron el privilegio y gusto de conocerla. Por siempre recordaré la luz que irradiaba y la fuerza proveniente de su firme convicción por la búsqueda de un país más justo, más humano e incluyente en todo sentido. Conocí a través de sus relatos su estadía en Washington D.C. asimilada como Sargento Mayor y desde entonces, admiré su amor, entrega y orgullo por Guatemala y por la búsqueda de la excelencia a través del trabajo. María Reneé fue inspiración para muchos.

Hoy lamentó escribir estas líneas en su memoria, porque aún lloro su prematura partida.  Mientras la recuerdo, pienso que fue un ángel terrenal, que buscó incansablemente la verdad y la justicia respetando los derechos de los demás, la imparcialidad y objetividad. La escuché cantar, la vi reír, bailar y disfrutar como a nadie y hoy entiendo que, con su voz, risa y alegría no sólo purificaba su alma, sino las nuestras contagiándonos con su actitud positiva, coraje y fortaleza para enfrentar cualquier adversidad en la vida.

Estoy convencida que su legado permanece a través de nosotros, de sus hijos, su familia, sus amigos, estudiantes, colegas y tantas personas que fuimos contagiados con su pasión.

Flor Herrera, politóloga egresada del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales

Una profesional virtuosa, una abogada apegada a la ética

Conocí a la licenciada Maria Renee Aguilar Mendizábal -Mannee-, en la cafetería de la Universidad Francisco Marroquín. Uno de los amigos que estaba estaba me hizo una pregunta sobre derechos reales y les respondí con una explicación y ejemplos. Desde ese momento Mannee y yo supimos que íbamos a ser amigas, pues aunque el Derecho nos presentó, una hermandad nos unió. No obstante que no estudiábamos en el mismo año la carrera de Derecho, era como si siempre hubiéramos estado juntas. En palabras de la autora Christy Evans: “Los buenos amigos son como las estrellas, no siempre les ves, pero sabes que siempre están ahí.” Con Mannee esto sucedía, ella vivió un tiempo en el extranjero y aún así la sentía muy cerca y hablábamos con frecuencia. Cuando regresó a Guatemala tuvimos la fortuna de poder estar juntas en momentos muy importantes de nuestras vidas. Tengo el honor y alegría de ser madrina de su hijo mayor y de estar en este momento escribiendo y honrando su memoria.

Mannee fue una excelente abogada, mostraba una gran pasión por lo que hacía. Con elegancia, sofisticación y elocuencia, lograba conciliar y encontrar soluciones para las partes en donde no parecían existir. Destacó en distintas áreas como el arbitraje y el litigio, buscando siempre la justicia y actuando apegada a la ética. Siendo tan generosa compartió su conocimiento con estudiantes de la Facultad de Derecho y del EPRI. Una profesional virtuosa pero también una madre amorosa, amiga incondicional, muy especial, quien daba consejos y compartía las alegrías ajenas como si fueran las propias. Me enseñó con su dulce voz que la vida es ahora que se disfruta y que es mejor hacerlo cantando y bailando. Aunque se fue pronto, continuará siendo una estrella brillando y guiando a todos aquellos que tuvimos la dicha de conocerla.

Cristina Umaña, abogada, profesora de la Facultad de Derecho y de otras unidades académicas en la UFM

María Reneé Aguilar obtuvo su título de Abogada y Notaria en la Universidad Francisco Marroquín y un LLM por el Washington College of Law de American University. Fue profesora de la UFM por seis años, socia del Bufete Aguilar & Aguilar, y además, asesora legal del Ministerio de la Defensa en Guatemala y en la Embajada de Guatemala en los Estados Unidos.

Contacto:
Milton Argueta
Decano
derecho@ufm.edu

Guatemala, 15 de enero de 2020.