American Pops Machine fascinó al público en la UFM.
Foto por Luis Pedro Mirón A.

Con un programa que incluyó desde el Ragtime y obras de Gershwin hasta temas de películas y música guatemalteca que emocionó al público, el incomparable pianista pop y entertainer Rich Ridenour y su quinteto cautivaron a un gran público el 9 de agosto en el Auditorio Juan Bautista Gutiérrez.

El sonido de la música americana pop y un inigualable sentido del humor fueron las notas esenciales de un concierto realmente sensacional y único, el cual mostró que se puede hacer acrobacia al tocar un instrumento, y esta acrobacia requiere un gran virtuosismo e impecable seguridad, pero cuando está en las manos de músicos notables, el resultado es óptimo. El público reaccionó emotivamente cuando el grupo intepretó Mi bella Guatemala, de Germán Alcántara.

American Pops Machine fue una producción conjunta de los músicos de Ridenour y la Organización para las Artes Francisco Marroquín. El concierto fue dedicado al cuadragésimo aniversario de la Universidad Francisco Marroquín.

Rich Ridenour, quien ya se ha presentado en tres ocasiones diferentes dentro del Festival Bravissimo, ahora trajo a su quinteto de cuerdas, batería, bajo eléctrico y su innegable gran estilo. Ridenour es un artista realmente singular, preocupado por los jóvenes y el impacto que la música puede tener en su formación. Consiguió seis pianos verticales, los hizo pintar en colores vivos por reconocidos artistas de Jacksonville, Florida, y luego fueron instalados en las banquetas de dicha ciudad para deleite de quien los quiera tocar.

Como parte importante del programa del jueves 9 fue la presentación de la vocalista Stephanie Zelaya, quien estuvo a cargo del tributo a Whitney Houston, el tema musical de Titanic y la famosa Rolling in the Deep de Adele.

Entre los temas de películas se escucharon los de Schindler`s List y Fiddler on the Roof. Pero la canción que quizás tocó más al público fue Mi Bella Guatemala de Germán Alcántara, dedicada por los músicos a este país. La pieza fue ejecutada como un duelo de violines. También se incluyó música gitana interpretada por las cuerdas y un exquisito violín solista.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Geraldina Baca-Spross
Presidente de la Orpafm
arteopa@ufm.edu



.