El campus de la Universidad Francisco Marroquín es un pulmón para la Ciudad de Guatemala. En él se conserva gran cantidad de especies de fauna y flora que -desde 1980 son registradas, conservadas y estudiadas en un Arboretum virtual.

La naturaleza del bosque montano, en el área, nos ofrece gran variedad de árboles, que con su vida y frondosidad acompañan la vida académica en el campus.

De de la enorme variedad arbórea presente, se han seleccionado 15 especies de árboles propios del bosque montano guatemalteco, las cuales han sido estudiadas de forma particular, entre estas: el pino, pinus maximinoi; el aguacate, Persea americana;  el cedro, Cedrea odorata; el árbol de inga, Inga vera var. affinis; el encino, Quercus peduncularis; el ciprés, Cupressus lusitánica; el jocote, Spondias purpurea; el palo jiote, Bursera simaruba; el mazorco, Oreopananax xalapensis; el aguacatillo, Clethra mexicana; el acetiuno, Simarouba glauca; el coralillo; Citharexylum donnel-smithii; el árbol del ámbar, Liquidámbar styraciflua; y el fresno silvestre, Fraxinus uhdei.

Estos ejemplares están presentes en todo el campus, el aceituno en los parqueos, el coralillo en el ingreso al jardín Manuel F. Ayau, el palo jiote a un costado del Paseo de la Evolución, el Jocote en la parte trasera del Café Künstler, y así, estas especies de árboles engalanan todo el campus.

La descripción detallada de los usos, importancia económica y toda la información relacionada a  cada una de las 15 especies está disponible en la página web del Arboretum.

Por medio del Arboretum se cumplen objetivos,  tales como: Conservar y exhibir plantas y árboles vivos, tanto nativos como exóticos, contar con un inventario de la biodiversidad en el campus y crear una reserva de especies arbóreas y arbustivas.

Contacto:
Carmenmaría Mejía
Arboretum
arboretum@ufm.edu

Guatemala, 7 de diciembre de 2015