El poeta, escritor y pintor cubano, Armando Valladares, recibirá un doctorado honoris causa en la Universidad Francisco Marroquínpor sus contribuciones a la causa de la libertad– el sábado 28 de octubre de 2017 durante el acto de graduación. Valladares fue preso político de la dictadura cubana, durante 22 años y fue embajador en la Comisión de Derechos Humanos en la Organización de las Naciones Unidas.

Un vídeo sobre la vida de este campeón de la libertad está disponible en: https://youtu.be/aWqLawYVE5w.

Armando Valladares fue encarcelado cuando tenía 23 años, en 1960, pocos meses después del triunfo de la revolución de Fidel Castro. ¿El motivo? Negarse a poner un letrero en su escritorio en el que se leía Yo estoy con Fidel. Por ese simple gesto fue condenado, en un proceso sin garantías, a 30 años de prisión. Durante su encarcelamiento se convirtió en un Plantado, es decir, se negó a vestir el uniforme carcelario de los presos comunes. Rechazó firmar un documento de autoinculpación y se negó aceptar que su conducta hubiera sido un crimen. Por todo ello fue sometido a torturas durante 8 años, que pasó en una celda de aislamiento sin luz y rodeado de insectos. Durante su encarcelamiento hizo numerosas huelgas de hambre en protesta por las condiciones inhumanas a las que se vio sometido, lo que debilitó mucho su salud.

En su celda de castigo comenzó a escribir poemas que, en las escasas visitas autorizadas a su esposa, ésta pudo sacar ocultos de la prisión. Al ser publicados fuera de Cuba, los poemas recibieron el aplauso internacional, al tiempo que Amnistía Internacional lo reconoció como prisionero de conciencia. La presión internacional consiguió su liberación y salida de Cuba en 1982.

Desde entonces ha dedicado la mayor parte de su vida a promover los derechos humanos y a denunciar su violación, especialmente en el régimen comunista de Cuba. Escribió sus memorias de prisión bajo el título Contra toda esperanza, libro que ha sido traducido a 18 idiomas. El presidente norteamericano Ronald Reagan le nombró embajador de Estados Unidos ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, donde puso de relieve las penosas condiciones de encarcelamiento injusto de 15.000 presos políticos cubanos. Consiguió finalmente que las Naciones Unidas abrieran una investigación en Cuba, por vez primera. Armando Valladares también ha sido presidente de Human Rights Foundation, la organización que denuncia las violaciones de derechos humanos en regímenes totalitarios.

Armando Valladares ha recibido numerosos reconocimientos, como el Premio Libertad del Pen Club, la Medalla Presidencial del Ciudadano (de los EE.UU.) y la Canterbury Medal del Becket Fund. Ha publicado varios libros de poesía y ha expuesto sus obras como pintor.

Contacto:
Gabriel Calzada
Rector
rectoria@ufm.edu

Guatemala, 20 de octubre de 2017.