Victor Castillo, en la UFM, durante la conferencia que organizó el Museo Popol Vuh.

El arqueólogo Víctor Castillo dictó la conferencia De ruinas y aparecidas: historias de fundación de los pueblos de los Cuchumatanes el 26 de mayo de 2010, la cual fue organizada por el Museo Popol Vuh de la Universidad Francisco Marroquín.

En la misma se explicó cómo muchos pueblos coloniales de la sierra de los Cuchumatanes reconocen su asentamiento primitivo en un antiguo sitio prehispánico, que tuvo que ser abandonado debido a un portento milagroso: la aparición del santo patrono del pueblo en el lugar. Así, un complejo y estructurado mito, que apela a las realidades sobrenaturales, pero también a hechos históricos, explica la compleja dinámica de la reducción y fundación de los pueblos de los cuchumatanos en el siglo XVI.

Castillo también habló sobre cómo en la mayoría de los casos las historias sobre la fundación de los diferentes pueblos tienen el mismo esquema: un santo patrón del pueblo, un hecho portentoso, un pueblo viejo y un pueblo nuevo.

Los santos patrones son seres pasionales como cualquier persona. Sienten, se enamoran, tienen relaciones de parentesco. El hecho portentoso hace referencia a que las imágenes realizan algo extraordinario: se mueven de lugar o hablan.

Usualmente los habitantes de un pueblo hacen referencia a que antes estaban situados en otro lugar, en un pueblo viejo. Estos pueblos se conservaron más puros por el escaso contacto que han tenido con otros pueblos. Gracias a ello muchas de las leyendas se conservan con poca alteración hasta nuestros días. Todos los grupos dicen venir de una estirpe diferente, de una pareja ancestral fundadora. Por esta razón no suelen casarse con los miembros de otros pueblos, pues no son del mismo linaje.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Oswaldo Chinchilla
Curador
ofchinch@ufm.edu



.