Rebeca Grynspan, al centro, durante la charla en la Clínica Viktor Frankl

Los trastornos del espectro autista, y las características del trastorno Asperger, fueron los temas de discusión durante la visita que la psicopedagoga Rebeca Grynspan hizo a la Clínica Viktor Frankl de la Universidad Francisco Marroquín.

El autismo es un trastorno caracterizado por un desarrollo marcadamente anormal o deficiente en la interacción y comunicación social y un repertorio muy restringido de intereses y actividades. El trastorno de Asperger  presenta alteración grave y persistente de las facultades de interacción social, pero éstas se encuentra menos deterioradas que en el trastorno autista.

El 14 de marzo de 2006, Grynspan se reunió allí con profesoras, con estudiantes de cuarto y quinto año del Departamento de Psicología de la UFM, y con invitados especiales.

Grynspan es especialista en el trabajo con estos casos y presentó, además, una aproximación conductual al trabajo con niños especiales, así como un planteamiento desde la  perspectiva del trabajo con la familia y el sistema educativo.

Rebeca Grynspan es psicopedagoga costarricense, y su área específica de trabajo es el manejo de trastornos del espectro autista y la implementación de programas conductuales efectivos para lograr alcanzar un grado de funcionamiento adecuado en el campo de las relaciones interpersonales y funciones de autocuidado.

A la charla asistieron Eira Cotto, profesora del Departamento y Andrea Musso de Licht, coordinadora de la clínica.