Geraldina Baca-Spross, presidenta de la ORPAFM; Christian Leotta, pianista;  y Giancarlo Ibárgüen S., rector de la UFM  
NewMedia

Durante la clausura del Festival Internacional Bravísimo 2003, Christian Leottainterpretó una de las obras más importantes del repertorio pianístico universal: la Sonata Hammerklavier de Beethoven, también conocida como el coloso de las sonatas del gran genio de Bonn.

En ninguna de sus obras, Beethoven empleó más tiempo, esfuerzo y concentración que en ésta. Christian Leotta es el pianista ideal para su ejecución, ya que no sólo ostenta el título de pianista más joven del mundo, sino que ha interpretado las 32 sonatas de Beethoven en un ciclo de siete conciertos, presentado en Montreal en octubre de 2002.

Adicionalmente, ejecutó una rareza del repertorio para piano: la única sonata para piano de Richard Wagner, muy poco conocida y rara vez interpretada. A estas obras se unen obras de Bellini, Verdi y Liszt, que se basan en las óperas Rigoletto y Norma, de gran virtuosismo y técnica endemoniada, explicó Geraldina Baca-Spross, presidente de la Organización para las Artes Francisco Marroquín.

El martes, 14 de octubre, se llevó a cabo el concierto de clausura auspiciado por la Organización para las Artes Francisco Marroquín, la Embajada de Italia y el Instituto Italiano de Cultura.

Leotta, oriundo de Catania y de sólo 28 años de edad, estudió en el Conservatorio Verdi de Milán. En 1997 ganó el primer premio del concurso G. B. Viotti, dedicado exclusivamente a obras de Beethoven y Brahms. Fue alumno de Leon Fleisher, Claude Frank, Alicia de Larrocha, Alexis Weissenberg y Karl Schnabel, y ha tocado con más de veinte orquestas en el mundo.

Antes de dar inicio al concierto, el rector de laUniversidad Francisco Marroquín, Giancarlo Ibárgüen S., dirigió unas palabras al público, y la presidente de la Organización, Geraldina Baca-Spross, presentó un vídeo que resumió las actividades de la Orpafm durante el año. Guatemala, 17 de octubre de 2003.
[ ]