Un conversatorio sobre el Vanguardismo y sus expresiones se llevó a cabo el 11 de junio de 2015 en la Biblioteca Ludwig von Mises, de la Universidad Francisco Marroquín.

Francisco Alejandro Méndez, compartió información sobre los grandes movimientos de innovación en la forma de hacer arte, cómo se redefinió y cómo se liberó durante aquella época.

Francisco Méndez, es profesor universitario, periodista y escritor.  Entre sus publicaciones, destacan cuentos, novelas y ensayo, como Manual para desaparecer, Crónicas suburbanas, Completamente Inmaculada, y Hacia un nuevo canon de la vanguardia en América Central: urdimbre de textos acromegálicos invisibilizados por los discursos críticos, entre otros.

Méndez inició el conversatorio con un planteamiento sobre las tendencias del surrealismo, el cubismo, el expresionismo, el futurismo y el dadaismo.  Platicó sobre autores de obras, principalmente pintura, musicales, teatrales y literarias, entre ellos  Hemmingway, Van Gogh, Picasso, Apollinaire, Tzara y sobre la participación en el vanguardismo en algunos autores latinoamericanos entre ellos Jorge Luis Borges, Miguel Angel Asturias, César Vallejo, Pablo Neruda y Octavio Paz entre otros.

En el marco del conversatorio del vanguardismo se realizó una exhibición que incluyó parte de la colección se libros y materiales propios de ese tema.  Con el título Rompen la norma, María Belén Fratti, expuso de manera original, el arte de vanguardia (avant-garde) el cual busca constantemente romper la norma, el statu quo y trasciende la forma tradicional de hacer una obra de arte. A finales del siglo XIX, algo radical sucedió con la obra artística.  Claro está que el arte cambia con el tiempo; pero con el advenimiento de la Revolución Industrial y las guerras mundiales, los artistas mostraron un rostro nuevo al mundo: un deseo de revolución de estar contantemente cambiando la obra artística y permitirle su pureza.  Así pues, surge el arte vanguardista, comentó Fratti.

Contacto:
Karla de Peña
Biblioteca von Mises
lvmrrpp@ufm.edu