Christopher Lingle, mientras imparte clase
NewMedia

“A pesar de intentos bien intencionados de promover un sentido de comunidad generalizado, es bien conocido que la democracia promueve el interés de grupos especiales por sobre el interés de la comunidad en general. Aquello es el resultado de una creciente politización de la vida que ocurre cuando mecanismos dependientes del dominio de las mayorías determina la distribución de la riqueza y los bienes”, explicó Christopher Lingle, quien se encuentra dando clases de Política Monetaria y Fiscal, en la Escuela de Negocios y de Emerging Markets, en la Facultad de Ciencias Económicas, de la Universidad Francisco Marroquín.

Lingle es un experto en economía, finanzas y política que no ha estado sólo detrás de un escritorio, o de una cátedra. El ha visto de cerca importantes momentos de cambio en la historia moderna de la humanidad; y recientemente estuvo en Bali, donde vio de cerca los efectos del Tsunami de principios de enero de 2005. 

En el tema de derechos humanos y desarrollo, Lingle explicó que “la politización resultante de los intentos de aplicar derechos colectivos es la principal causa del desposeimiento de los individuos. Expansión de la naturaleza y dirección de la intervención estatal reemplaza los derechos individuales, excepto como miembro de un grupo”.

“El empobrecimiento de la vida es el inevitable costo y consecuencia de un proyecto que define los derechos humanos en términos de grupos. En vez de una tendencia histórica y cultural de ver y resolver los problemas de una manera privada, más problemas son vistos como merecedores de una solución política. Y como consecuencia, cuando las soluciones políticas reemplazan las soluciones individuales, es muy probable que se produzca una expansión progresiva de las restricciones y la burocracia”, advirtió.

El profesor Lingle ha visitado Guatemala en numerosas ocasiones, y mantiene contacto con la realidad guatemalteca no sólo en estas visitas, sino por medio de su relación constante con la Universidad Francisco Marroquín.

En Asia ha observado como la falta de libertad económica ha sido un lastre para la consolidación de las democracias.  En India la corrupción y el populismo han condenado a la miseria, a la mayor parte de la población.  En Tailandia las promesas de reformas reales han caído, también, víctimas de aquellos dos males.  En Japón, el predominio del sistema unipartidista ha significado que los cambios profundos en la economía, tan necesarios, han sido retrasados de forma indefinida. 

Con respecto a  Europa, Lingle señala que las economías estarán marginadas del crecimiento, en tanto no se liberalicen los mercados, en especial el de trabajo.  Esto último porque los salarios mínimos son muy altos, y porque los subsidios al desempleo desincentivan a los trabajadores para que busquen mejores trabajos, o nuevos entrenamientos.

Lingle no se anda por las ramas. Llamó la atención internacional cuando luego de que un artículo que escribió para el International Herald Tribune, en el que criticaba a los líderes políticos de Singapur, causó la ira del gobierno, En consecuencia tuvo que abandonar el país para evitar ser encarcelado.  En aquel entonces, Lingle era senior fellow en la Universidad Nacional de Singapur.

Lingle es autor de The Rise & Decline of the Asian Century; de  Singapore´s Authoritarian Capitalism: Asan Values, Free Market Ilussions;y de  Political Dependency, entre otros.  

En aquella obra  el autor explica que a lo largo de su carrera ha estado interesado en la interrelación que hay entre la economía y la política. Me encontré compartiendo experiencias con pueblos cuyas instituciones básicas estaban pasando por cambios dramáticos, explica, al relatar que ha estado en Turquía durante y después de la Ley Marcial, en Italia durante el terror de las Brigadas Rojas, en Inglaterra durante el Invierno del Descontento que condujo a la Revolución Tatcher, en la España posfranquista, en Polonia al inicio del movimiento Solidaridad, en Sudáfrica cuando empezó a desmoronarse el apartheid, en China durante las primeras protestas que precedieron a las manifestaciones en la Plaza Tiananmen y en Europa cuando cayó el muro de Berlín.