David Hume, filósofo empirista británico

Hoy, 26 de abril, es el cumpleaños del filósofo David Hume, que nació en Edimburgo, Escocia, en 1711. Aunque otras fuentes citan el 7 de mayo.

En sus primeros años de formación, Hume estudió leyes y se dedicó al comercio. Escribió: el Tratado de la naturaleza humana, Investigación sobre el entendimiento humano, Una investigación sobre los principios de la moral y Diálogos sobre la religión natural.

Fue bibliotecario del Colegio de Abogados de Edimburgo y entre 1754 y 1762 publicó su Historia de Inglaterra. Fue embajador de Inglaterra en Francia y ahí se relacionó con los enciclopedistas. Se le considera como uno de los máximos representantes del empirismo inglés, junto a Locke y Berkeley. Fue amigo de Adam Smith y ejerció influencia en Kant y Bentham; y posteriormente en Charles Darwin.

“Hume concibió el razonamiento como la actividad de descubrir relaciones entre ideas, que podían ser de dos tipos: las existentes entre hechos (objeto del razonamiento probable, fundado en la experiencia) y relaciones entre ideas (objeto del razonamiento demostrativo, basado en el principio de no contradicción). Estimando imposible cualquier otra forma de razonamiento, lo que suponía rechazar como falsas las proposiciones de la metafísica o la teología, sometió a crítica toda clase de ideas, y refutó en especial las de sustancia, existencia y relación causal. Respecto de esta última, sin negar la posibilidad de que exista una causalidad real, afirmó que era imposible conocerla: el origen de la idea de causa hay que buscarlo, por tanto, en el hábito psicológico de percibir determinadas sensaciones de forma simultánea o sucesiva, sin que dicha idea encierre ninguna necesidad lógica o racional”. 

Más información sobre David Hume
aquí