Los faroles flotan en la fuente de la Biblioteca Ludwig von Mises.

La Biblioteca Ludwig von Mises celebró el VIII Concurso de Faroles Flotantes que contó con la participaron niños y adultos. La tradición de liberar faroles flotantes en lagos y ríos es un acto de acción de gracias ya que los faroles son un símbolo de suerte, renovación y esperanza.

Los tres primeros lugares fueron:

  • Fedra, de Darian Arévalo y Adriana Sánchez.
  • Lottus, de Paulina Rivano y Stephanie Losen.
  • Endless, de Ana Lucía Arana y Gabriela Galindo

En la categoría infantil ganó el farol SS Vikingr de Anika Domínguez.

Primero se llevó a cabo la exhibición de faroles en seco; el jurado calificó originalidad, diseño, calidad de construcción y materiales. El lanzamiento de faroles se realizó en la laguna central de la Biblioteca, en donde los jueces calificaron iluminación y desempeño, los faroles debían mantenerse a flote e iluminados por los menos 30 segundos.

El jurado lo integró la arquitecta Ingrid Schaeuffler, el ingeniero civil César Peña, el licenciado en diseño gráfico Marlon Borrayo y el arquitecto Mauricio Estrada. Este año se inscribieron 25 faroles en la categoría general y ocho en la infantil.

Desde 2007 la Biblioteca de la Universidad Francisco Marroquín realiza este concurso con el deseo de motivar a personas creativas a diseñar y construir un farol flotante cuya estructura sea estéticamente agradable, resistente y que demuestre un uso creativo de materiales.

La Biblioteca Ludwig von Mises tomó el símbolo de ese acto y creó un espacio en el que la gente comparte con otros el placer de construir obras efímeras y contemplar la luz que emana de ellas.

Más fotos, aquí.

Contacto:
Karla de Peña
RRPP de la Biblioteca
lvmrrpp@ufm.edu



.