Arturo De La Riva, frente al monumento a la libertad, en la UFM

El monumento a la libertad se encuentra en la Plaza de la Libertad de la Universidad Francisco Marroquín.  Realizado por el escultor Arturo De La Riva, la pieza llama la atención de propios y extraños; y es uno de los puntos favoritos para tomarse fotografías por parte de quienes visitan la UFM.

¿Qué representan las llamas en el monumento a la libertad, en la UFM?

El concepto de la escultura está basado en el logotipo de la Plaza de la Libertad. Inicialmente lo que se buscaba era una especie de reconocimiento a quienes han hecho posible la UFM; gente que confía 100% en la Universidad y que de una manera u otra colaboran con diferentes formas al desarrollo de la universidad misma. 

Entonces, me llamaron para hacer una placa de vidrio en reconocimiento a aquellas personas y entidades.  Cuando estuvimos aquí con el licenciado Ricardo Castillo Arenales, viendo el espacio, personalmente intuí que poner sólo las placas era algo muy convencional que le quitaría relevancia a los patrocinadores y a la misma plaza.

El licenciado Castillo estuvo de acuerdo, y me dijo que desarrolláramos algo especial.  Y me dieron la libertad para proponerles una escultura.

Se hicieron varias maquetas hasta que concluimos con que esto era lo óptimo. Fue una evolución de algo muy, muy básico, hasta algo tan elaborado como lo que tenemos aquí.

En sí, la pieza se deriva del logo inicial de la plaza, como punto de partida, después se empezaron a hacer los diferentes elementos que representan a la Universidad. Los colores son los de la Universidad: el verde, el amarillo, el rojo y el azul.  Es por eso que tiene esos colores. Y como parte de la parte de la composición se integró acero inoxidable; son láminas dobles, para darle más tridimensionalidad a la obra.  Y las formas son muy fluidas con mucho movimiento, que de una manera representa la libertad, o sea que son totalmente libres las formas del metal y del vidrio.  No hay dos iguales, todas son diferentes, independientes entre sí mismas, pero que entre todas juntas encierran el concepto de la libertad, en esta escultura.  Los materiales son acero inoxidable, curvado, es vidrio fundido con diferentes texturas y color.  Sobre una base sólida que representa la estabilidad de la libertad. Que es la misma base que tiene de concreto.

La técnica del acero inoxidable poco más o menos se la puede uno imaginar; pero la técnica del vidrio, ¿cómo es eso, cómo hace uno esas planchas que tienen movimiento?

Si, siempre se ha considerado el vidrio como un elemento frágil, ¿verdad? Y como algo que se rompe; y la gente dice: no lo toquen que se puede romper muy fácilmente. 

Sin embargo, con los años que hemos trabajado en vidrio siempre hemos empujado ese material al límite, de alguna manera.  Y no se logra algo extraordinario sin empujar los límites. En este caso es el vidrio, son piezas muy grandes. Tienen un promedio de 1.20 a 2.60 metros de alto, la pieza más grande; y para hacerlas se preparan unos moldes. Se hace un molde por cada pieza, son moldes hechos a mano sobre el cual se funde el vidrio.  Una vez enfriado el vidrio, que es un proceso que lleva vario días, entonces ya se saca la pieza de un horno, se le aplica un grabado para que el color se adhiera y después ya se puede pintar cada pieza. 

Si mira en cada pieza, las texturas en ellas son todas diferentes entre una y otra.  Nuevamente es el hecho de decir que cada individuo, cada persona, cada sociedad, cada país tiene su forma propia de expresión. En cuanto a decir que la libertad lo abarca todo, ¿verdad?, entre naciones, entre civilizaciones y entre personas.

Como parte del montaje se consideró la iluminación que es muy importante, para que fuera apreciado.  Así se puede gozarlo tanto durante el día, como durante la noche.  Se hicieron una serie de ensayos con diferente tipo de iluminación y de lámparas para encontrar el mejor lugar y el mejor tipo de lámparas.  Entonces estuvimos aquí una noche con el licenciado Castillo y el ingeniero eléctrico, Rigoberto España, realmente jugando con las lámparas en las manos para encontrar cuál es el mejor punto para ubicarlas.  Y fue como decidimos poner iluminación enfrente de la pieza y atrás de la pieza, para realzarla mejor.

Más fotos,
aquí.