Luis Roberto Villalobos; David Chacón; Julián Amorín; José Funes; y el rector de la UFM, Giancarlo Ibárgüen S. 

José Funes, director del Observatorio Astronómico Vaticano, visitó la Universidad Francisco Marroquín el 16 de octubre de 2007.

En la UFM, el doctor Funes fue saludado por el rector, Giancarlo Ibárgüen S., y conoció el 
Centro de Recursos Digitales New Media, así como el 
Museo Popol Vuh.

El astrónomo del Vaticano visitó la 
UFM invitado por el profesor David Chacón, del 
Centro Henry Hazlitt y vino en compañía de Luis Roberto Villalobos, profesor de la Universidad Mesoamericana y del Químico Biólogo Julián Amorín, responsable de su viaje a Guatemala. 

Si San Francisco de Asís decía hermano lobo, ¿por qué no podemos decir hermano ET?“, dijo Funes al diario argentino 
La Nación, cuando este reportó su nombramiento como director del Observatorio Astronómico Vaticano.  “Con su tonada y humor cordobeses intactos, el padre José Gabriel Funes, un jesuita que hace una semana se convirtió en el astrónomo del Papa, está convencido de que la hipótesis de que exista vida en otros planetas, y de que esta vida sea inteligente, no tendría que provocar ningún problema para la teología, ni para el cristianismo. 

De 43 años, licenciado en Astronomía por la Universidad de Córdoba, ordenado sacerdote en 1995, a los 32 años, y con un doctorado de la Universidad de Padua, el padre Funes es el primer latinoamericano que llega a dirigir el Observatorio Vaticano, institución de la que ya era miembro. Fue designado por Benedicto XVI el 19 de agosto último, en sustitución del estadounidense y también jesuita George Coyne. 

Llamado también  Specola (en latín), el Observatorio Vaticano tiene dos sedes. Una histórica en Castelgandolfo, encantador pueblito enclavado en la cima de una de las colinas romanas, a 25 kilómetros de la capital, en el mismo palacio donde reside el Papa durante el verano. Y otra en Tucson, Arizona, uno de los mejores sitios del mundo para la astronomía  porque es un lugar alto, tiene un clima seco, muchas noches claras y el cielo oscuro, explica Funes”, según el reportaje de La Nación.

Más fotos,
aquí.