La entrevista se halla en www.elperiodico.com.gt.

Alexander Aizenstatd, egresado de la Facultad de Derecho de la Universidad Francisco Marroquín, fue entrevistado por el matutino El Periódico sobre una inconstitucionalidad que planteó por una omisión en la ley que regula el genocidio en Guatemala.

La Convención Contra el Genocidio define este delito como la matanza o lesión, entre otros actos, realizados con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso. Si bien Guatemala ratificó dicha convención en 1949, el Código Penal omitió la palabra racial.

Aizenstatd planteó la inconstitucionalidad en junio de 2010 con el objeto de que se agregue a los grupos raciales dentro de la legislación guatemalteca.

El abogado no ha podido esclarecer la razón por la cual no se incluyó esa palabra.

Sinceramente, no creo que haya sido un olvido. Tiene que haber alguna intención, pero no tengo suficiente información para saber por qué se hizo así. En la mayoría de países se copió el delito del documento de la Convención, no pasó aquí y con esto Guatemala está violando la Convención, explicó a El Periódico.

El abogado agregó que el problema es que la convención internacional no establece la pena, obliga al Estado a que lo norme en su Código Penal. Hay un principio que dice que no hay crimen ni pena sin ley anterior. Para que metan a alguien a prisión el delito tiene que estar en el Código Penal y actualmente el genocidio contra un grupo racial no está. En Guatemala matar a un grupo de personas basado en la raza no es genocidio, será asesinato, pero no genocidio.

Contacto:
Milton Estuardo Argueta
Vicedecano de Derecho
margueta@ufm.edu



.