Miembros de Mantenimiento trabajaron el domingo 16 de octubre, para que el campus estuviera en condiciones óptimas el lunes siguiente.

Las lluvias intensas han causado estragos en Guatemala, también dejaron su huella en la Universidad Francisco Marroquín. Sin embargo, los equipos de Mantenimiento y Jardinería han estado trabajando, arduamente, para limpiar y reparar daños.

Si el campus de la UFM se ha mantenido operando en condiciones óptimas es gracias a un equipo bien coordinado conformado por Miguel Galicia, Justiniano Sul, Cruz Tejaxun, José Luis Chalí, Francisco Yoc, Víctor Iguardia, José Augusto Tay, José Cotufa, Oscar Morales, Francisco Pascual, Enrique Pascual, Emigdio Ixcot, Ángel Galicia y Teodoro Cifuentes.

El sábado 15 de octubre se reportaron varios daños en el campus. En el camino techado que conduce del estacionamiento al Edificio Académico se cayó un árbol y hubo un deslave que destruyó parte del techo.

Frente a la Biblioteca Ludwig von Mises cayó otro árbol, así como en el camino que lleva del estacionamiento administrativo a la garita de Margaritas, el cual tapó completamente el paso. Detrás del edificio de la Escuela de Negocios hubo otro derrumbe.

El equipo citado, de Mantenimiento y Jardinería, trabajó el domingo 16 limpiando las áreas y dejando el campus en óptimas condiciones para los usuarios.

Esta no es la primera vez que se enfrentan a contingencias de la naturaleza. El año pasado, luego de la erupción del Volcán de Pacaya, los equipos trabajaron arduamente para que la UFM continuara con sus labores regulares lo más rápido posible.

Los colaboradores de Mantenimiento y Jardinería están organizados para actuar por cualquier embate del clima. Para ello cuenta con herramienta y equipo necesarios, así como una gran actitud de servicio.

Contacto:
Luz María Barrientos
Administración
lmbg@ufm.edu



.