El licenciado Fritz Thomas, en el podio, durante su alocución  
NewMedia

Con la solemne lección inaugural titulada Una Tradición,dictada por el licenciado Fritz Thomas, y que concluyó con las palabras El maestro afecta la eternidad,dio inicio el primer semestre de 2004 en laUniversidad Francisco Marroquín.

Previo a la Lección, el rector de laUFM,
Giancarlo Ibárgüen S., se dirigió a los
estudiantes, profesores,
directivosy personal administrativo que asistieron al acto para darles la bienvenida a lo que a nosotros nos gusta llamar La casa de la libertad, dijo el rector. También instó a los primeros a aprovechar, desde el primer día, todos los recursos físicos y humanos que están a su disposición.

Durante
su alocución (PDF), el licenciado Thomas se refirió al legado intelectual que enlaza a laUniversidad Francisco Marroquíncon la Escuela Austriaca de Economía; vínculo que pasa a través de la obra del primer rector de esta Universidad, el doctor Manuel F. Ayau.

Thomas relacionó, también, los avances en la aeronáutica, con el desarrollo de la tradición austriaca. Ya son ciento treinta y dos años de la partida de la expedición de Carl Menger, cien años del primer vuelo de los Hermanos Wright y treinta y dos años deUniversidad Francisco Marroquín. Coincidencia métrica, señaló.

El disertante fue decano de la Facultad de Ciencias Económicas de laUniversidad Francisco Marroquín, fue gerente de la Bolsa de Valores Nacional, y de Maya Holdings; así como fundador del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN).