¡El EPRI celebra 30 años!

El Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales tiene razones para celebrar en estos días, pues justo a la vuelta de la equina le espera un aniversario más, el trigésimo, de existencia, de cosechar triunfos y acumular historias.

Para celebrar sus 30 años de vida, habrá un cóctel este jueves 7 de noviembre a las 7:00 p.m. en la Plaza de la Libertad. El encuentro será una oportunidad para conocer las anécdotas que han convertido al EPRI en lo que hoy es.

¿Qué cosas curiosas hay en el EPRI?, se pregunta su director, Pedro Trujillo.

Hay varios casos que conectan al mundo con el EPRI. Uno es Shirley Lemus, la primera becada del Programa Impulso al Talento Académico del EPRI, que ahora trabaja en Nueva York. Shirley no sabía nade de inglés, la mandamos un semestre con una familia en los Estados Unidos, aprendió el idioma y ahora es una embajadora del EPRI en Nueva York […] Shirley es un activo incuestionable, ella es encantadora, comenta.

Fundada en 1983, el contexto mundial que lo vio surgir era uno totalmente distinto al de hoy. El Muro de Berlín aún estaba de pie y las dictaduras comunistas seguían populares alrededor del mundo; aún faltaban varios años para que la democracia empezara a echar raíces en países que hoy la toman por sentado.

El EPRI inició como una propuesta de estudios que se asemejaba a la forma de hacer política de los Estados Unidos y que ofrecía únicamente un certificado en Ciencias Políticas de un año de duración y un certificado avanzado de tres años.

Hoy el EPRI es un instituto consolidado que ofrece dos licenciaturas -Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales-, cuatro minors y es la unidad académica en la Universidad Francisco Marroquín con mayor número de maestrías. Y es dirigido por el doctor Pedro Trujillo.

A través de los años, el EPRI se ha visto fortalecido y hoy es una entidad estable, respetada y sostenible, donde la excelencia académica es su principal guía, habiéndose constituido en una exitosa vía para el cumplimiento de la misión de la UFM, que es la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables.

El estudiante que estudia en el EPRI recibe a lo largo de su formación una caja de herramientas multidisciplinar que luego puede aplicar en las más variadas opciones de trabajo, desde asesoría de empresas, consultorías independientes o coordinación de equipos de trabajo multidisciplinarios.

Es interesante notar que entre el 70 y 80 por ciento de los estudiantes son mujeres. Basta ver el cuadro de honor que se encuentra en las oficinas del Instituto para constatar la gran incidencia que las mujeres tienen en estas carreras.

De parte del claustro también se encuentran profesores extraordinariois, como Trujillo explica:

Hay personajes trascendentales que no han escapado a ningún alumno que ha pasado por el EPRI. Posiblemente EPRI sea la única facultad de la universidad que ha tenido a profesionales estadounidenses fijos. Uno es Edwin Palenque, él fue piloto en la Guerra de Corea, Edwin ha enseñado relaciones internacionales por años. Es un hombre súper querido. A clase siempre llevaba un banco, como de barra de bar, y ahí se sentaba a dar la cátedra. Otro personaje curiosísimo en EPRI se llama Glenn David Cox, también es otro norteamericano que lleva cerca de 25 años dando clases y sigue como profesor visitante. Es una de las personas más acuciosas con el uso del idioma español en la redacción. Lee novelas como “La Araucana”, que está escrita en un español difícil de leer, sobre todo para un extranjero.

Contacto:
Pedro Trujillo
Director del EPRI
eepp@ufm.edu



.