La lección inaugural 2015 está aquí. (Foto por Jorge Silvestre)

Si este acto estuviera ocurriendo en Nueva Zelanda,  en mi universidad local, la mayoría de neozelandeses me conocería como la autora de “la madre de todos los presupuestos”; ese es el término que usaron cuando presenté mi primera reforma presupuestaria en 1991.  Hoy le agradezco a la Universidad Francisco Marroquín que me conceda lo que llamo “la madre de todos los honores”, dijo Ruth Richardson, ex ministra de Finanzas de Nueva Zelanda, durante la Lección inaugural de 2016, acto en el cual recibió un doctorado honoris causa.

Durante la Lección inaugural, Richardson citó a T.S. Elliot:  Do I dare/ Disturb the Universe? y recordó que el universo siembre ha sido perturbado por dos fuerzas: las ideas y las acciones.  Ideas que inspiran y la voluntad de actuar con base en esas ideas.  Ese es el típico ADN de todo agente de cambio.  Se refirió a la importancia de la familia como el fundamento sobre el cual todo se construye y recordó que la suya la animó a tratar de alcanzar las estrellas. Aludió a su interés por la política como medio para dejar de ser espectadora y ser protagonista para cambiar su país y el mundo.

Como yo estaba determinada a ser un agente de cambio mis reformas fueron radicales y fueron guiadas principalmente por ideas como la libertad de elegir para los individuos, dijo Ruth Richardson.

Al concluir la Lección inaugural, Richardson dijo: Estamos frente a grandes cambios, agárrense y sean parte de esos cambios; y añadió: Que el poder y la pasión para cambiar el  mundo esté con ustedes.

Ruth Richardson es considerada madre de las leyes modernas de responsabilidad fiscal e impulsora del milagro económico neozelandés. Impartió la Lección inaugural 2016 en la Universidad Francisco Marroquín el 13 de enero de 2016 en el Auditorium Juan Bautista Gutiérrez de esta casa de estudios.  El título de la lección inaugural fue  Ideas, Daring and Disruption: The Story of New Zealand´s Remarkable Reforms.

Ruth Richardson también recibió un doctorado honoris causa y su encomio estuvo a cargo de la fiduciaria Carroll de Rodríguez. Richardson fue ministra de finanzas y líder de las reformas macroeconómicas de Nueva Zelanda en los años 90. Los efectos de sus reformas sobre la economía de Nueva Zelanda han sido tan positivos que se les considera un auténtico milagro económico. Las políticas ideadas por Richardson se centraron en frenar el gasto público, liberalizar el mercado laboral y reformar el Estado de bienestar.

Actualmente es más conocida por sus reformas fiscales exitosas. Algunos analistas se refirieron a su política de austeridad como la madre de todos los presupuestos y sus recortes fueron apodados por sus críticos como ruthanasia.

Con aquellas medidas logró controlar el déficit público, que parecía una enfermedad endémica del país. También desarrolló un marco para la política fiscal, con el objeto de guiar a Nueva Zelanda en cuestiones presupuestarias. La Ley de Responsabilidad Fiscal de 1994 es reconocida internacionalmente como un modelo de política fiscal prudente.

Tras su paso por el gobierno, dirigió el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda y mantiene una actividad empresarial agitada. En su tiempo libre es asesora de centros de pensamiento en todo el mundo y realiza auditorías para gobiernos de diversos continentes. En 2015 la UFM publicó el libro New Zealand’s Far-Reaching Reforms: A Case Study on How to Save Democracy from Itself, en el que se narra la épica historia de las reformas lideradas por Richardson. Nada más al publicarse, entró en la lista de las obras digitales más vendidas en Amazon.

Contacto:
Gabriel Calzada
Rector
rectoria@ufm.edu

Guatemala, 26 de enero de 2016