Pietro Porcarelli, embajador de Italia, mientras conversaba con Giancarlo Ibárgüen S., rector de la UFM.

El jefe de la misión diplomática de Italia, Pietro Porcarelli, visitó la Universidad Francisco Marroquín en seguimiento a la visita que hiciera el ministro y filósofo italiano, Rocco Buttiglione, quién en mayo pasado recibió un doctorado Honoris Causa en esta casa de estudios.

Porcarelli se reunió con el rector Giancarlo Ibárgüen S. con quien intercambiaron ideas acerca de posibles contactos con profesores italianos. Ibárgüen le contó al embajador acerca de la
[/idearioufm.asp misión] de la UFM que es la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables; y acerca del compromiso de esta universidad con la
excelencia académica.

Esta última es definida como “la calidad de ideas, principios y actuaciones de quienes, como profesores o alumnos, se sitúan habitualmente por encima del simple cumplimiento material y rutinario de su deber, constituyendo ante todos un ejemplo vivo de vida coherente”. La excelencia así entendida “solo es posible en un marco de libertad, competencia y respeto”.

Antes de reunirse con el rector, el representante diplomático italiano conoció el Edificio Académico, el Ala Socrática y el Auditorio Friedrich A. Hayek.